La reina del ‘soul’ resucita unas horas en Madrid

El grupo Dina and The Holy Band homenajea a Amy Winehouse en el aniversario de su muerte

Dina & The Holy Band, banda tributo a Amy Winehouse.
Dina & The Holy Band, banda tributo a Amy Winehouse.SAMUEL SÁNCHEZ

Amy Winehouse resucitó anoche en la madrileña sala Arena de la mano de la banda tributo sevillana Dina and The Holy Band. Fueron menos de dos horas, pero el público, unas sesenta personas, pudo disfrutar de la reina del soul en el primer aniversario de su muerte. Con el típico moño empinado y los ojos pintados de negro, Dina homenajeó a la cantante londinense y ofreció un repertorio donde no faltaron lo clásicos que lanzaron a la británica al estrellato: Rehab, Black to Black o Monkey man, canción con la que cerró el concierto.

“No supo canalizar su talento”, contaba una admiradora de Winehouse que, casualmente, también versionaba a la artista. La jovencísima Amy sevillana, Dina Arriaza, de 20 años, opinaba lo mismo. “Nunca me pongo una copa mientras actúo. Canto sus canciones pero a mi manera”, aseguraba antes de subir al escenario.

Aplausos entre un público heterogéneo: varias parejas de más de 40 años, una australiana que, a pesar de estar viajando, quiso recordar a la cantante en el primer aniversario de su muerte y un chico solitario a pie de escenario que vestía una camiseta con la imagen de la diva del soul. La sala bailó y cantó tímidamente. La noche madrileña se llenó del encanto y de la voz similar y familiar de la artista que se perdió en el desenfreno de la fama

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS