Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Campos declara que desconoce si Nóos cometió irregularidades

Dos exvicepresidentes del Gobierno de Camps declaran por los contratos con Urdangarin

El exvicepresidente Víctor Campos, en la Ciudad de la Justicia de Valencia.
El exvicepresidente Víctor Campos, en la Ciudad de la Justicia de Valencia.

El juez José Castro, que instruye el caso Urdangarin, ha retomado esta mañana las declaraciones en torno a la investigación sobre los contratos de la Generalitat valenciana y el Ayuntamiento de Valencia con el Instituto Nóos, que dirigía el duque de Palma. Ante el juez ha declarado ya el exvicepresidente Víctor Campos —que asumió el delito de cohecho pasivo impropio en el caso de los trajes por el que fue juzgado Francisco Camps— y ha comenzado el interrogatorio de otro exvicepresidente, Vicente Rambla —imputado en el caso Gürtel por la financiación irregular del PP valenciano—.

El juez quiere aclarar cómo la Administración de Camps contrató al Instituto Nóos que presidía Iñaki Urdangarin la celebración de tres ediciones de las jornadas de patrocinio deportivo Valencia Summit y un estudio sobre la celebración de unos Juegos Europeos.

Unos encargos por los que se pagaron cerca de 3,5 millones de euros a través de la empresa de la Generalitat Ciudad de las Artes y las Ciencias y de la fundación Turismo Valencia Convention Bureau, dependiente del Ayuntamiento de Valencia.

A la salida de la declaración, Campos ha afirmado que desconoce si Nóos cometió alguna irregularidad. El exvicepresidente ha entrado y salido como testigo de la causa, según ha afirmado. Campos ha explicado al juez cómo se gestó el convenio con Nóos para explorar la posibilidad de albergar unos Juegos Europeos. Lo firmaron en 2005 el propio Campos y Esteban González Pons, entonces consejero del Gobierno de Camps y responsable de la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana.

Según Campos, el encargo a Nóos adoptó la forma de un convenio por indicación de los técnicos y fue presentado al Consell y en las Cortes Valencianas. El encargo costó 380.000 euros y los juegos nunca se realizaron.

A la lista de comparecencias prevista para hoy, que incluye también otros testigos, como la exconsejera de Cultura y diputada autonómica Trinidad Miró, se añadió este jueves el nombre de Narciso Michavila, hermano de Ana Michavila, exjefa de gabinete de Francisco Camps, y del exministro José María Michavila. Según fuentes judiciales, la comparecencia se producirá a raíz de la declaración voluntaria que realizó en Barcelona el portavoz de la coalición Compromís, Enric Morera, quien apuntó a Michavila como asesor personal del expresidente Francisco Camps en sus relaciones con Urdangarin. Morera apuntó que Camps era el “señor X”, que llevó al duque de Palma a hacer negocios en Valencia.