Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microdramas cantados y olé

La compañía catalana La Barni vuelve al Fernán Gómez con un concierto dramatizado

Elia Corral durante la representación de 'Le llaman copla'. Ampliar foto
Elia Corral durante la representación de 'Le llaman copla'.

La copla (y el cuplé de donde deriva) es un género cuasi teatral incubado en el sainete y en la revista, que hace luego vida independiente en boca de cantantes, sobre todo femeninas. Sus primeros letristas son autores de teatro capaces de sintetizar un drama en seis estrofas: en las de Ojos verdes cabe media Carmen de Merimée. La Barni, compañía teatral catalana recordada por su Ojos verdes, biografía sentimental de Miguel de Molina, vuelve al Fernán Gómez con un concierto dramatizado en el que cinco actores interpretan docena y media de coplas, con arreglos que dan a su poesía añeja empaque actual.

Nacho Melús canta Mi niña Lola gota a gota, quedito, matizando y guardándose ases en la manga, como los discretos. Gracia Fernández lleva a su molino las aguas de Valerio, León y Quiroga: interpreta su dramático Tatuaje con dulzura, poniendo un hálito de esperanza donde en el original hay solo desencanto y autoengaño. A dúo, Marc Vilavella y Ona Pla convierten La bien pagá en una versión dramática de las disputas humorísticas de Juanito Valderrama y Dolores Abril.

Le llaman copla

Arreglos musicales: Gerard Alonso y Marc Sambola. Dirección musical: M. Sambola. Iluminación: Sergi Cervera. Dirección: Marc Vilavella.. Teatro Fernán Gómez. Del 6 de julio al 5 de agosto.

Elia Corral, actriz como la copa de un almez, utiliza el emocionante recitado inicial de Punto en boca como percha para salvar con holgura el exigente listón que ponen Quintero, León y Quiroga en su poema dramático. Estupendos los tanguillos de Melús, arriesgado su dúo con Vilavella, brillante el popurrí lorquiano a varias voces, y muy graciosos los cuplés de La vaselina, con Fernández y Corral encarándose con el público. Algunos temas, interpretados con la entonación propia de la canción melódica o de la comedia musical estadounidense, suenan fuera de estilo. La energía del grupo es sobresaliente, y la puesta en escena, sobria y eficaz.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información