sociología

Tres de cada cuatro vascos dicen que no tendrán hijos

La mayoría opina que las bajas por maternidad y paternidad son “muy cortas”

El 77% de los vascos afirma “con toda seguridad” que no tendrá hijos en el futuro —independientemente de si los tienen ya o no—, y solo el 15% dice que tendrá descendencia. Es una de las conclusiones del estudio sobre la familia en Euskadi, presentado ayer por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco.

Entre las razones por las que los vascos adoptan esta postura ante la descendencia, podría estar el hecho de que piensan que criar un hijo es más difícil (55%) y supone un mayor esfuerzo económico que antes (72%). La mayoría (52% y 53%, respectivamente) opina que las bajas por maternidad y paternidad son “muy cortas”. Además, el 66% piensa que tener hijos supone un obstáculo para la carrera profesional de la mujer, mientras, sin embargo, solo uno de cada 10 cree que ser padre lastra a los hombres en su trabajo.

El 62% cree que ni hombres ni mujeres necesitan ser padres para realizarse, aunque, en el caso de tenerlos, el 46% piensa que el número ideal de hijos es dos. Los vascos mayores de 18 años tienen 1,4 hijos de media.

Respecto a la importancia de la familia, la mayoría (47%) cree que sigue siendo igual de importante que siempre. El 96% de los vascos la considera importante, por delante del tiempo libre (93%), los amigos (92%) y el trabajo (91%). La religión (33%) y la política (30%) quedan muy por debajo. Con todo, la valoración que los vascos hacen de estos ámbitos de su vida es muy similar a la que hacían hace once años.

En cuanto a los valores familiares, la mayor parte (85%) piensa que los hijos tienen más libertad hoy que hace 20 años, y también son mayoría los que piensan que hay más igualdad entre hijos e hijas (53%) y más confianza en los padres (40%) que a principios de los noventa.

Sin embargo, el 77% piensa que hay menos respeto por los padres, el 67% que ha bajado el tiempo que se dedica al cuidado de las personas mayores, y el 62% que se dedica menos tiempo a compartir con la familia.

Una abrumadora mayoría (92%) opina que hay que mantener la autoridad paterna por encima de todo —frente al 82% que lo pensaba en 2001—, y el 89% cree que padres e hijos deben hablar “de todo” —en 2001 era la opinión del 95% de los encuestados—.

Cada vez más padres dedican tiempo a charlar con sus hijos, hacerles mimos o ayudarles en sus estudios, y sin embargo, desde 2001 ha descendido el número de padres que comen con sus hijos todos o casi todos los días (33%).

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50