Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores piden más tiempo para consensuar el trilingüismo

La consejera entrega un nuevo borrador de decreto que recoge “sugerencias”

Santiago Grisolía entregA a Juan Cotino la memoria del Consell Valencià de Cultura.
Santiago Grisolía entregA a Juan Cotino la memoria del Consell Valencià de Cultura.

nueva prórroga para intentar salvar el último escollo del nuevo modelo de educación trilingüe en educación Primaria y Secundaria que la consejería pretende implantar. El principal punto de discordia es la consulta que se realizará a las familias sobre la lengua en la que sus hijos harán los exámenes. El resto de puntos del decreto que introducirá el inglés en las aulas está bastante consensuado.

Según la consejera, el documento recoge “un 90% de las alegaciones y sugerencias de los colectivos implicados”. Fuentes de la consejería admitieron que el objetivo es reunir “el máximo consenso y por eso la consejera está hablando con todos”. La titular de Educación, María José Català, se reunió ayer con los rectores de las cinco universidades públicas valencianas, y con el presidente de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ramon Ferrer, para presentarles el borrador definitivo de decreto que tienen previsto aprobar.

Una propuesta que, según ha podido saber EL PAÍS, establecerá dos itinerarios PEPV (Programa d'Ensenyament Plurilingüe del Valencià) y PEPC (Programa d'Ensenyament Plurilingüe del Castellà). El primero “asimila” los actuales PEV (Programa d'Ensenyament en Valencia) y PIL (Programa d’Immersió Lingüística), una medida que no estaba contemplada en propuestas anteriores. Y en cuanto a la asignatura Coneixement del Medi se impartirá en valenciano en las zonas valenciano-hablantes y en castellano en las que no lo sean, con un cierto margen de “flexibilidad”, según el criterio del consejo escolar.

Pese a todo, los rectores optaron por la prudencia y exigieron un margen razonable de tiempo para “analizar” los detalles de la propuesta y “comprobar” si están efectivamente recogidas las alegaciones presentadas, según precisaron fuentes universitarias. Los rectores confían en que en un plazo de unos quince días, o menos, se consensúe el borrador definitivo.

Por otro lado, el Síndic de Greuges, José Cholbi, ha abierto una queja de oficio para conocer de primera mano el grado de ejecución del Plan de Fomento del Conocimiento y del Uso del Valenciano en la Administración de la Generalitat, que aprobó el Consell en noviembre de 2010, con una duración de tres años, y que, según denunció Esquerra Unida, no se cumple.

Más demanda que oportunidades

ADOLF BELTRÁN

“Hay mucho más deseo de conocer el valenciano en profundidad que posibilidades de acceder a él”, dijo el presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía, tras entregar ayer al presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, la memoria del organismo correspondiente a 2011. Grisolía, que también rogó que “no recorten demasiado” en educación y en ciencia porque de ellas depende “el futuro de la gente joven”, dijo que hacen falta “más profesores y más oportunidades”.

La memoria del CVC, que contiene unos 50 informes, alude precisamente al valenciano y destaca que tanto en el ámbito educativo como en los medios de comunicación y la cultura, la demanda “es muy superior a la oferta”. Esta situación, según el CVC, acaba causando, a su vez, que la demanda efectiva sea “muy inferior a la potencial”, en lo que el informe describe como un caso de “incentivos negativos o disuasorios”.

No es el único pronunciamiento que ha hecho el Consell Valencià de Cultura sobre el uso del valenciano. En una declaración del pleno aprobada el pasado mes de junio, defendía que la nueva ley de Ràdio Televisió Valenciana, que se debatirá mañana en las Cortes Valencianas, garantice la emisión de sus canales en valenciano. No se pueden desperdiciar los esfuerzos que se han hecho a favor del valenciano desde la Transición, el Estatuto y la Llei d'Ús i Ensenyament, apuntaba la declaración.