Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un conservador será el nuevo fiscal superior de Cataluña

Martín Rodríguez Sol sustituirá a Teresa Compte, en el cargo desde 2007

Martín Rodríguez Sol.
Martín Rodríguez Sol.

La Fiscalía Superior de Cataluña cambia de inquilino. Y no se trata de un cambio cualquiera. Por primera vez en décadas, un fiscal conservador asumirá el cargo. Se trata del veterano Martín Rodríguez Sol (Palma de Mallorca, 1956) que ejerce desde hace cuatro años como fiscal jefe de Barcelona. Rodríguez Sol pone fin así a una tradición no escrita que ha situado siempre a progresistas al frente de los fiscales de Cataluña: Carlos Jiménez Villarejo, José María Mena y, por último, Teresa Compte, en el cargo desde 2007.

El Consejo Fiscal, órgano consultivo que delibera sobre ciertos nombramientos, otorgó ayer su confianza de forma abrumadora a Rodríguez Sol, que obtuvo 10 votos frente a uno de su competidor, José Joaquín Pérez de Gregorio, miembro de la Fiscalía Superior y afiliado a la Unión Progresista de Fiscales. Teresa Compte decidió no optar a la reelección. Con el voto favorable del consejo, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, propondrá a Rodríguez Sol para el cargo. El Gobierno aprobará el nombramiento, previsiblemente, en el Consejo de Ministros del viernes.

La carrera del nuevo fiscal superior, miembro de la conservadora Asociación Fiscales —que presidió entre 2000 y 2004— ha estado ligada a Cataluña desde el principio. Ha llevado casos de estafas millonarias; uno de ellos, por fraude a la Seguridad Social, en el que 97 de los 100 acusados fueron condenados. Su currículo es extenso y abarca áreas diversas. Fue jefe provincial de Lleida durante diez años y, en 2008, fue nombrado jefe de Barcelona, un mandato en el que ha apostado por los fiscales especializados.