Los farmacéuticos valencianos deciden ir de nuevo a la huelga a partir del lunes

Los colegios de Alicante, Castellón y Valencia deciden paros indefinidos a partir del próximo lunes si la Generalitat no les paga antes

Los farmacéuticos de toda la Comunidad Valenciana harán huelga indefinida a partir del próximo lunes, día 9, si hasta entonces no han cobrado al menos dos meses de la deuda que mantiene con ellos la Generalitat. Será la tercera huelga de los profesionales valencianos de farmacia, que a principios de junio ya cerraron sus establecimientos para protestar contra los impagos de la Administración autonómica. La decisión de optar de nuevo por los paros fue adoptada el martes por los farmacéuticos de los colegios de Alicante, Castellón y Valencia. Se trata de una nueva medida de presión para que el Consell comience a pagar por los medicamentos dispensados desde el 1 de febrero y salde una deuda que asciende a 360 millones. En la asamblea de Alicante, los colegiados fueron más allá y aprobaron la ruptura del concierto con la Generalitat si antes del 30 de julio no han cobrado una parte significativa de la deuda. Esta medida supondría comenzar a cobrar por los medicamentos. Este punto no fue respaldado por Valencia ni Castellón.

Los farmacéuticos valencianos llevan meses en conflicto con la Generalitat por los impagos, que han puesto en dificultades a muchos boticarios, algunos de los cuales han tenido que cerrar. Otros establecimientos se encuentran en concurso de acreedores.

Los tres colegios oficiales de farmacéuticos habían convocado para ayer asambleas en las tres provincias en las que estaba previsto votar para convocar paros que iban de dos días la segunda semana de julio, a tres en la tercera y cuatro en la siguiente. Sin embargo, en Alicante los farmacéuticos propusieron una medida más contundente y votaron a favor de una huelga indefinida a partir del día 9 de julio si para entonces el Consell no ha pagado al menos dos de los meses adeudados. Además, acordaron que si el día 30 todavía hay impago romperán el concierto con la Generalitat con la intención de empezar a cobrar por los medicamentos dispensados.

Después de esta decisión, los colegiados de Valencia optaron por votar las dos opciones (la prevista inicialmente y la huelga indefinida adoptada por Alicante). Finalmente fueron más de 500 los que se decantaron por seguir los pasos de Alicante pero dejando en el aire la ruptura del concierto. Desde el sector apuntaron que, en caso de no cobrar, Valencia podría celebrar una nueva asamblea para secundar la propuesta.

En Castellón estas noticias llegaban mientras aún estaban en pleno debate. Finalmente, según explicaron varios farmacéuticos, se forzó a la mesa para proponer también la huelga indefinida. Más de 120 lo apoyaron frente a una decena de sufragios negativos.

El presidente del Colegio, Jesús Bellver, explicó que el paro se prolongará hasta que el Consell abone una parte de la deuda que cuantificó “pero que tendrá que ser importante”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS