Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL PSOE DE ANDALUCÍA

Borbolla pide la dimisión de Díaz por ser “empleadora” de los delegados socialistas

El expresidente andaluz dice que “la doctrina de Griñán” es garantizar “votaciones limpias”

José Rodríguez de la Borbolla.
José Rodríguez de la Borbolla.

El expresidente de la Junta de Andalucía y exsecretario general del PSOE andaluz José Rodríguez de la Borbolla ha pedido la dimisión de Susana Díaz como consejera de la Presidencia y de Fernando Rodríguez Villalobos como presidente de la Diputación por ser ambos “empleadores directos de muchos de los delegados” al congreso provincial de Sevilla.

En declaraciones a EL PAÍS, Borbolla, que fue elegido delegado en la lista de los críticos sevillanos, justifica su petición en lo que él llama la “doctrina Griñán”. Afirma el exdirigente socialista: “El compañero Pepe Griñán ha dicho, dos veces, en los últimos días, que si hubiera primarias en el PSOE para candidato a las elecciones generales, Alfredo Pérez Rubalcaba debería dimitir como secretario general, para garantizar que las elecciones y las votaciones fueran limpias y no estuvieran contaminadas. Yo no estoy de acuerdo con esa opinión, pero siguiendo la doctrina Griñán, y con muchos más motivos, Susana Díaz y Fernando Rodríguez Villalobos –su presentador y postulante en el acto de ayer- deberían dimitir como consejera de la Presidencia y como presidente de la Diputación de Sevilla antes del congreso provincial de Sevilla, ya que ellos dos son empleadores directos de muchos de los delegados al congreso provincial de Sevilla”.

Borbolla se pregunta sobre los asistentes al acto de presentación de la candidatura a la secretaria general, celebrada este martes en la sede provincial del PSOE de Sevilla: “¿Cuántos de los presentes en esa foto dependen de un nombramiento, una inclusión en las listas, un contrato o una nómina de la Junta o de la Diputación?”.

El PSOE de Sevilla está dirigido en la actualidad por una gestora tras la dimisión de José Antonio  Viera como secretario general en febrero pasado. Este dimitió tras denunciar "presiones" de la dirección regional en la elaboración de las listas. Cuando dimitió, Viera también aseguró que “las circunstancias económicas de algunos” pesaban a la hora de elaborar la candidatura del PSOE de Sevilla al Parlamento andaluz.