Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El universo creador de Gaudí a ritmo trepidante en 4D

Un audiovisual sobre el proceso creativo del arquitecto, principal reclamo del espacio G Experiència

Los miles de turistas que cada día visitan el Parc Güell, una de las obras más originales, y masificadas, de Antoni Gaudí, tienen desde mañana miércoles un nuevo aliciente. Se inaugura un espacio dedicado a la obra del genial arquitecto que competirá con los cientos de establecimientos que venden todo lo inimaginable relacionado con él y su obra: desde imanes de nevera hasta camisetas, pasando por collares, fundas de gafas o chocolatinas. G Experiència (calle de Larrad, 41. Barcelona) vende algunos de estos productos, pero ofrece como principal reclamo el primer audiovisual en 4D realizado sobre Gaudí y su proceso creativo. Detrás de la iniciativa están Toni Cruz y Josep M. Mainat, ex Trinca y ex Gestmusic, que han aprovechado un año lejos del mercado televisivo (que les imponía la venta de su productora) para dedicarlo a trabajar e investigar sobre el arquitecto.

Maquetas del rascacielos que no llegó a realizarse en Nueva york y de la sala hipóstila del Parc Güell. ampliar foto
Maquetas del rascacielos que no llegó a realizarse en Nueva york y de la sala hipóstila del Parc Güell.

A lo largo de 8,40 minutos la tecnología permite ver algunos de los edificios más carismáticos creados por Gaudí como nunca se habían visto. Es lo que tiene la informática y la imaginación. A ritmo trepidante, los 70 espectadores sentados en butacas que permanecen en continuo movimiento (hace falta cinturón), reciben ráfagas de aire, e incluso chorros de vapor de agua, mientras se sumergen en la Barcelona de comienzos del siglo XX en la que el arquitecto los creó y, sobre todo, en su despacho donde su imaginación les dio vida.

Es sabido que los elementos de la naturaleza inspiraron a Gaudí. Pero en la película, dirigida por Pol Mainat y banda sonora de Joan Albert Amargós, adquiere un nuevo sentido, dando por sentado que de un bosque de pinos salió la idea de las torres de la Sagrada Familia, que la montaña de Montserrat inspiró la Pedrera y que de la espina dorsal de un dragón, que acaba de morir en una batalla espectacular a manos de un intrépido Sant Jordi, la fachada principal de la Casa Batlló.

Sin precisar la inversión realizada, Mainat y Cruz han asegurado que la película “va más allá del entretenimiento” y que han contado con la complicidad de la cátedra Gaudí de la UPC. Su director Jaume Sanmartí, presente en la inauguración avaló la idea y aseguró que es un proyecto “inteligente e integrador”, que “llena un vacío” sobre la obra del arquitecto. Además, cree que el nuevo espacio puede “hacer ver” al Ayuntamiento la necesidad de que se preserve de manera distinta el parque Güell. “Si no, vamos a la ruina”, ha criticado.

Por su parte, Mainat ha reconocido que no han contado con el respaldo de los responsables de los edificios que, en el centro de Barcelona, explotan la marca Gaudí. “Solo hemos trabajado a partir de fotografías, no hemos accedido al interior de edificios como la casa Batlló”.

Uno de los muros interactivos de G Experiència. ampliar foto
Uno de los muros interactivos de G Experiència.

En el nuevo espacio los visitantes podrán conocer en tres enormes muros interactivos, auténticas tabletas táctiles, todo lo relacionado con Gaudí: su biografía, su obra arquitectónica, su mobiliario y los objetos de decoración que creó; fotografiarse junto a él, que permanece pensativo en bronce sentado en uno de sus bancos de trencadís, o ver algunas de sus edificios unas espectaculares, como la maqueta de la sala Hipóstila del Parc Güell u otra de uno de sus proyectos más espectaculares que no llegó a materializarse, la del Hotel Attraction para Manhattan de Nueva York, un rascacielos de 360 metros que de haberse realizado habría rivalizado en fama con el mismísimo Empire State.

El precio de la experiencia es de 9 euros, 7,5 para niños y mayores de 65 años. Mainat y Cruz han asegurado que se darán por satisfechos si consiguen unos 200.000 visitantes al año. Tampoco descartan abrir franquicias en el centro de Barcelona o en otras ciudades como Nueva York o Tokio. Gaudí da para mucho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >