“Los vecinos están cansados y desesperados por volver a casa”

Cruz Roja aumenta a 900 las plazas en los albergues y mantiene cuatro abiertos

Una vista del fuego captada ayer desde un avión que hacía la ruta entre Palma de Mallorca y Madrid.
Una vista del fuego captada ayer desde un avión que hacía la ruta entre Palma de Mallorca y Madrid.

Los más de 200 vecinos que abandonaron sus casas en Andilla no podían más. Están “cansados y desesperados”, ha insistido hoy el alcalde de la localidad, Jesús Ruiz. El incendio no causó daños personales pero los daños medioambientales son una barbaridad. La evolución de los incendios en este municipio y en el de Cortes de Pallás ha llevado a Cruz Roja Española a incrementar hoy su disponibilidad de camas hasta las 900 plazas en cuatro albergues.

Carmen Porter, regidora de Villar del Arzobispo, localidad vecina que acoge el puesto de mando avanzado y a los vecinos evacuados de Andilla, vive con tristeza estos momentos. La situación es “muy mala”, aseguró, tras reclamar más medios de lucha contra el fuego, sobre todo aéreos. “Están nerviosos y quieren volver a sus casas”. Otros alcaldes reconocían que la virulencia del fuego hacía imposible por momentos que las brigadas actuasen sin peligro.

Más información
Una nube de humo y ceniza de los incendios cubre parte de Valencia
Los dos peores incendios desde 1991 arrasan 45.000 hectáreas
La Generalitat valenciana recortó el fondo anti-incendios un 14%

Ecologistas en Acción denunciaba por la tarde que habían avisado de que esto podía pasar. Según explicó esta organización, fueron dos vecinos que paseaban a caballo los que se toparon con el fuego junto a la carretera, intentaron apagarlo y avisaron a los propietarios de las viviendas diseminadas de Andilla para que huyeran del fuego. Según la organización, el fuego se originó en Andilla a las cuatro de la tarde del viernes en un ribazo y hasta las seis de la tarde no se produjo ninguna descarga aérea y el fuego avanzó seis kilómetros en poco más de media hora. “Hay una gran indignación general respecto a este incendio”, dijeron. Andilla es el segundo término en extensión de la provincia de Valencia, el primero en masa forestal.

Aparte de los albergues y camas de Cruz Roja, decenas de parroquias, Cáritas parroquiales, movimientos juveniles, congregaciones religiosas e institutos de vida consagrada presentes en esas zonas, han habilitado sus instalaciones para ayudar a las personas que han sido evacuadas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS