Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pintor Sucasas fallece “en la plenitud de su creación”

La capilla ardiente permanecerá instalada a lo largo de la jornada de hoy en el museo Ramón María Aller de Lalín

La muerte del pintor Alfonso Sucasas (Lalín, 1940) en su casa de Vila de Cruces sorprendió ayer al ambiente artístico e institucional gallego, que acogió la noticia con múltiples muestras de condolencia. El Ayuntamiento de Lalín decretó dos días de luto oficial por el fallecimiento de uno de los artistas más representativos de una tierra en la que también nacieron otras de las figuras más reconocidas de la pintura gallega, como José Otero Laxeiroy Antón Lamazares. La capilla ardiente permanecerá instalada a lo largo de la jornada de hoy en el museo Ramón María Aller de Lalín, localidad en la que será enterrado posteriormente.

Antón Pulido, pintor, exdirector del CGAC y buen amigo de Sucasas, destacó ayer que a lo largo de su trayectoria siempre “pintó lo que quiso” y se convirtió en una de las figuras más destacadas del arte contemporáneo gallego. “Ha fallecido cuando se encontraba en la plenitud de su creación”, indicó Pulido, quien aludió al gran dominio del dibujo, el color y la composición que siempre demostró en sus cuadros el pintor lalinense. Pese a que vivió varios años fuera de España, Sucasas “siempre estuvo muy involucrado con Galicia” y supo reflejar en sus obras el ambiente del paisanaje que le rodeaba durante su vida diaria en su tierra de origen.

Brasil y Lalín

El artista fallecido ayer dió sus [/EMPTYTAG]primeros pasos en el mundo del arte en la Escuela de Artes y Oficios de Lalín cuando contaba quince años. Posteriormente, siguió formándose en Madrid y viajó a Venezuela y Brasil, donde residió varios años. En 1978 regresó definitivamente a Galicia y a partir de ahí desarrolló una sólida carrera como pintor en la que después de apostar por una pintura de carácter socio-político acaba por centrarse en la interpretación del mundo rural gallego, a través de una pintura gestual y expresionista.

El alcalde de Lalín, José Crespo, calificó a Sucasas como uno de los grandes de la pintura gallega y destacó que el Ayuntamiento analizará cuál es la mejor fórmula para rendir el mejor homenaje posible a uno de sus hijos ilustres. Por su parte, el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, lamentó la pérdida de “uno de los grandes clásicos de la pintura gallega” y destacó que la trayectoria del artista supone “un ejemplo de gallego, comprometido con su tierra y con sus gentes".