El clamor por las preferentes no cede

Cientos de personas se manifiestan en varias ciudades exigiendo la devolución de sus ahorros

Marcha de afectados por las participaciones preferentes, ayer en Vigo.
Marcha de afectados por las participaciones preferentes, ayer en Vigo.LALO R. VILLAR

Ni el escándalo de las indemnizaciones, ni las disparatadas necesidades de capital de la caja fusionada, ahora banco, han originado ningún castigo contra sus antiguos responsables. Los afectados por las preferentes, sin embargo, se encargaron de recordar ayer en varias manifestaciones que ellos son “los únicos sancionados” —les han impuesto multas por alterar el orden público— pese a ser víctimas del naufragio financiero. En Vigo, unas 400 personas marcharon hasta la sede de Novagalicia. En A Coruña otro grupo hizo lo mismo, y en Pontevedra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tuvo que terminar apresuradamente un acto ante las protestas.

El PSdeG pidió la dimisión del copresidente de la caja, Mauro Varela, por declarar que los compradores de preferentes eran conscientes de los problemas del producto.

Sobre la firma

María Fernández

Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS