Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Xurés sufrió 2.200 incendios en los últimos 10 años

Medio Rural tilda de “severidad baja” los fuegos que asolaron el Parque este año

Andaina por la ruta de senderimo de Queguas, en el Parque del Xurés, devastada en primavera
Andaina por la ruta de senderimo de Queguas, en el Parque del Xurés, devastada en primavera

El Parque Natural del Xurés, —Reserva de la Biosfera, junto con una decena más de calificaciones medioambientales— ha registrado 2.200 incendios forestales en la última década. Una sinfonía de fuegos que han arrasado casi 5.000 hectáreas. El dato lo ofreció ayer el director general de Conservación de la Naturaleza, Ricardo García- Borregón, durante una intervención parlamentaria para concluir —en respuesta a una pregunta del PSOE, que quería saber qué plan de recuperación inició Medio Rural en la zona— que los focos de este año tuvieron un índice de severidad bajo, por lo que “no hay riesgo de erosión”.

Pese a la constante presencia de los incendios en esta zona protegida, García-Borregón minimizó los daños. El director general precisó que el nivel de afección de la vegetación —por los fuegos de este año— fue bajo” y que incidió sobre hábitats de uces secas europeas y carballeiras “previéndose su recuperación”.

El representante de Medio Rural no citó ninguna medida específica de recuperación de las hectáreas arrasadas este año, salvo que la Dirección de Conservación de la Naturaleza “fomentará la recuperación” de la vegetación mediante el tratamiento de las masas juveniles de Quercus Pyrenaica y actuaciones de acondicionamiento y mantenimiento de la red de drenaje. Junto a ello, aseguró que la Xunta mantiene desde 2011 un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, por importe de cerca de dos millones de euros, por el que se financian trabajos de conservación de flora y fauna y de mejora de la accesibilidad del Parque del Xurés. Borregón citó trabajos de “conservación de corredores ecológicos y de pistas o áreas recreativas” realizados en 2011 y se refirió a la Orden de 10 de junio de 2010 que establece ayudas para conservación de recursos naturales, por más de un millón de euros.

El director general minimizó los daños de los incendios de esta primavera —que afectaron al corazón del Parque Natural— a la vista de la evaluación de impacto del incendio y propuestas de actuaciones de mitigación de sus efectos que se realizó “siguiendo el protocolo del centro de investigación de Lourizán”, basada en signos de alteración de la cubierta orgánica del suelo. Según informó en su comparecencia en la comisión parlamentaria, el estudio concluye que las pendientes medias en toda la superficie afectada “son moderadas o de nivel bajo”. “No existe presencia del nivel de severidad alto”, precisó, amparado en el citado estudio, el director general de Conservación de la Naturaleza.