Xavier Queipo, Mayoral y Stamm, premios San Clemente

El jurado lo componen alumnos de cinco institutos

La historia de un “viaje alucinado” por medio mundo ambientado siglos atrás, un relato de lo acontecido en 24 horas de una ciudad tranquila sacudida por lo inusual y la existencia de una pareja de arquitectos de éxito agitada por las turbulencias de la vida moderna son las tres narraciones que, ayer, fueron distinguidas con el premio San Clemente relativo a obras publicadas en 2011. Las escribieron Xavier Queipo (Santiago de Compostela, 1957), Marina Mayoral (Mondoñedo, 1942) y Peter Stamm (Weinfelden, Suiza, 1963). La peculiaridad del galardón, que organiza el instituto Rosalía de Castro de Santiago, reside en su jurado: los alumnos de los centros de enseñanza secundaria Chano Piñeiro de Forcarei, Leiras Pulpeiro de Lugo, Agra do Orzán de A Coruña, Julio Prieto de Ourense y el propio Rosalía.

“Este formato resulta especialmente interesante”, explica Queipo, cuyo Extramunde (Xerais) ganó en el apartado de libros en gallego, “porque es la prueba de que no estás aislado en una esfera y solo los críticos y connaiseurs llegan a ti”. Que los alumnos de bachillerato voten las novelas —las finalistas en la categoría fueron A Veiga é como un tempo distinto (Xerais), de Eva Veiga, y O bebedor de Rakia (Xerais), de Xesús Manuel Marcos— implica, para el autor, “cierto componente democrático y popular”. El otro factor que le place tiene que ver con la lista de ganadores a lo largo de las 17 anteriores ediciones del certamen, entre ellos Carlos Fuentes, Paul Auster, Antonio Tabucchi o Murakami.

“Es un libro de adultos”

Lo primero que muestra Marina Mayoral, vencedora por su trabajo en castellano Deseos (Alfaguara), es sorpresa: “No es un libro para niños, me soprende que se lea en institutos”. Aunque escritora en gallego recomendada en la ensañanza secundaria —Tristes armas o Chamábase Luís—, Mayoral recuerda como alguna de sus traducciones al inglés toparon con la censura de los colleges. “Se ve que los gallegos somos más avanzados en esto”, ríe, “porque este es un libro de adultos”. Deseos se impuso a Caligrafía de los sueños, de Juan Marsé, y a El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vázquez.

En literaturas extranjeras, Siete años (Acantilado) de Peter Stamm fue el preferido de los estudiantes por encima de El mapa y el territorio, de Michel Houellebecq y de Purga, de Sofi Oksanen. Los tres autores acudirán a Santiago a recoger la distinción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS