Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 155 años de prisión para un violador de la Casa de Campo

Lucien Egamba está acusado de abusar sexualmente de seis mujeres a las que también atracaba El ministerio público solicita indemnizaciones por valor de 357.000 euros

El camerunés Lucien Egamba se enfrenta a partir de hoy a un juicio, en la sección 17ª de la Audiencia Provincial de Madrid, en el que el fiscal pedirá 155 años de prisión para el supuesto autor de diez delitos de agresión sexual, seis de robo con violencia y uno de lesiones. Según el ministerio público, a Egamba se le considera autor de seis violaciones entre octubre de 2008 y febrero de 2009 en la Casa de Campo.

La primera violación que se le imputa se produjo el 11 de octubre de 2008, junto con otro compinche ya fallecido. Abordaron a una mujer que estaba en la Casa de Campo. La cogieron fuertemente por el cuello, la golpearon y la llevaron a una zona poco transitada, oculta por unos árboles, según el ministerio público. Una vez que tenían a la mujer, la quitaron la ropa, la tumbaron en el suelo y se intercambiaron para violarla tanto anal como vaginalmente. Tras finalizar el abuso sexual, se adueñaron de 60 euros, el abono transporte y un teléfono móvil de la víctima.

La segunda agresión ocurrió en el paseo de Camoens el 16 de diciembre. En esta ocasión le dijo a la víctima: “No trates de gritar porque sino te clavamos la navaja”, mientras le exhibía el arma blanca. Cuando terminó la agresión sexual, le pegó un tirón y le arrancó las dos cadenas oro que la mujer llevaba en el cuello, valoradas en 872 euros.

Robos con violencia

El 27 de diciembre de ese año el acusado cambió su forma de actuar. Abordó junto con otro hombre a una mujer en la calle de Galicia, en el barrio de Campamento (distrito de Latina) tras exhibirla un cuchillo. La taparon la cabeza con una chaqueta y la llevaron en un coche a la Casa de Campo, donde la golpearon repetidas veces, siempre según el ministerio público. Después abusaron de ella. Las agresiones sexuales se repitieron entre el 15 de enero de 2009 y el 7 de febrero de 2009.

El fiscal considera al acusado autor de siete delitos de agresión sexual, cooperador necesario en otras tres ocasiones, además de haber cometido seis delitos de robo con violencia (atraco) y uno de lesiones. Todos ellos suman 155 años de prisión, ya que concurre la circunstancia agravante de reincidencia en los delitos de robo. A esto se añaden cuatro faltas de lesiones por los daños leves causados a otras tantas víctimas, por los que el ministerio público solicita el pago de 2.160 euros en concepto de multa.

La responsabilidad civil por los daños morales creados a las seis mujeres y los objetos robados suman 357.357 euros. A ello se une la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de sus víctimas y el comunicarse con ellas por cualquier medio durante un periodo de ocho años posteriores al cumplimiento de la pena de prisión. El acusado se encuentra en situación de prisión provisional por estos delitos desde el 13 de febrero de 2009. El 1 de febrero de 2011 se le prorrogó la prisión provisional.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram