Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mes para la liberalización de horarios

El PP aprueba en la Asamblea la ley que permitirá a los establecimientos abrir todos los días

Los comerciantes calculan que destruirá 40.000 empleos

Centro comercial en San Sebastián de los Reyes.
Centro comercial en San Sebastián de los Reyes.

La sesión golfa de la Asamblea de Madrid aprobó, a las dos de la madrugada del jueves al viernes, la Ley de Dinamización de la Actividad Comercial, pese a las horas una normativa de calado: la  liberalización de horarios comerciales en la Comunidad de Madrid. El pleno de la Asamblea aprobó la Ley de Dinamización de la Actividad Comercial, que también contempla la supresión de licencias, con los 69 votos a favor solo del PP. Este es el último trámite que tenía que pasar el proyecto de ley, que entrará en vigor el próximo mes, una vez se publique oficialmente y que contó con el rechazo de todos los grupos de la oposición (PSOE, IU-LV y UPyD), con 54 votos.

La ley anula las restricciones relacionadas con los horarios, de tal forma que todos los comercios, independientemente de su superficie, podrán abrir las 24 horas del día (hasta ahora podía hacerlo los de menos de 300 metros cuadrados). También contempla la supresión de las licencias para iniciar la actividad  que se sustituirá por una declaración responsable, un proyecto técnico y la liquidación de las tasas. El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha calculado hoy que la ley entrará en vigor a mediados de julio y ha considerado su aprobación definitiva de "excelente noticia".

Madrid ya era la región más permisiva, con una normativa que actualmente permite abrir 22 domingos y festivos anuales, frente a la media de ocho días en el resto de comunidades. En las llamadas zonas de gran afluencia turística (82 en la región) se puede abrir todos los días del año.

El pequeño comercio madrileño, agrupado en el Foro de Empresarios de Comercio Urbano (FECUR), que reúne a 70.000 establecimientos de la región, manifestó su "indignación" ante la aprobación de esta norma, que según su estimación puede provocar la pérdida de 40.000 puestos de trabajo. "Mientras que los pequeños no podrán ampliar la jornada a los empleados, las grandes superficies abrirán más horas, pero manteniendo sus plantillas". 

Discrepancias en la Asamblea

Durante el pleno de ayer, varias decenas de personas manifestaron en la puerta de la Asamblea contra la aprobación de la ley, entre las que se encontraban representados los sindicatos, el pequeño comercio y asociaciones de consumidores, así como diputados del PSOE y de IU. “Es una ley injusta e innecesaria, nace sin el consenso del sector ni de las asociaciones de consumidores. Perjudica también a los consumidores, vamos a ver cómo se incrementan los precios de las grandes superficies”, denunció durante el debate Paz Martín, del PSM. “¿A quién beneficia a esta ley? Solo unos pocos. La gran patronal del sector de las grandes superficies”, apuntó Antero Ruiz (IU).

“Queremos ampliar la libertad de elección de los ciudadanos. El objetivo es generar las condiciones para que la iniciativa privada pueda producir empleos... Vamos a generar unas condiciones business friendly”, aseguró, por parte del PP, Eduardo Oficialdegui. “Esta ley destruirá el empleo del comercio de proximidad”, vaticinó Luis de Velasco (UPyD).

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, defendió a su llegada al pleno esta ley, que consideró "importantísima" porque "va a cambiar el aspecto de la economía comercial madrileña". "Es un paso de gigantes en la liberalización de la economía madrileña, de la cual me siento francamente satisfecha; hemos hecho lo que había que hacer y los resultados se van a ver enseguida".

En cambio, la oposición se ha manifestado en bloque en contra de la nueva normativa. Para la diputada socialista Paz Martín, es "innecesaria, injusta e irresponsable", ya que "no responde a las necesidades del sector", sino que "está al servicio de la ideología". Martín aseguró que la norma "desequilibra" al sector y perjudica al pequeño comercio y a los consumidores, pues "más horario supone más precio".

El diputado de IU, Antero Ruiz, insistió en que no se van a resolver los problemas del pequeño comercio, "todo lo contrario", sino "empeorarlos", en beneficio de las grandes superficies. También el portavoz de UPyD, Luis de Velasco, señaló que "los inconvenientes -la liberalización total- superan a las ventajas -la exención de los permisos-". "El momento no es el adecuado por la situación de crisis y el descenso del consumo", recalcó.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información