Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pescadores evitarán roces con la policía de Gibraltar

La primera reunión del grupo mixto de trabajo que aborda el conflicto ha servido para acercar posturas

El presidente de la FAAPE, Pedro Maza, a su llegada a Gibraltar
El presidente de la FAAPE, Pedro Maza, a su llegada a Gibraltar

La primera reunión del grupo mixto de trabajo que aborda el conflicto pesquero en las aguas que rodean Gibraltar sirvió ayer para acercar posturas en relación con un futuro entendimiento que permita a los pescadores de Algeciras y La Línea faenar con normalidad en la zona en la que tradicionalmente lo han hecho. El encuentro de ayer se inició pasadas las 16.00 horas en el 6 de Convent Place, la sede del Gobierno de la colonia británica y, tras dos horas de discusión, ambas partes decidieron seguir avanzando en el intercambio de información antes de volver a reunirse a finales de la próxima semana.

En un principio, las posturas se encontraban enfrentadas, ya que los miembros de la comisión técnica propuestos por Gibraltar —biólogos y técnicos medioambientales— intentaron que la delegación de pescadores y armadores españoles aceptasen partir en las negociaciones desde el memorando suscrito el pasado 22 de mayo por la cofradía de pescadores de La Línea y el Gobierno de Gibraltar.

La comisión formada por los patrones mayores de las cofradías afectadas y por los armadores de ambas localidades gaditanas se negó a aceptar las condiciones de dicho documento, entre las que se obligaba a la flota a no utilizar las artes de pesca habituales, durante el tiempo que dure la negociación, permitiendo la pesca solo a los barcos que utilicen las artes del palangre. Después de más de una hora de debate, ambas partes —la española y la gibraltareña— acordaron partir de cero, aunque tomando como base el acuerdo de 1999, que permitía pescar a la flota artesanal de Algeciras y la Línea hasta la decisión del Gobierno de La Roca de romper de forma unilateral el pacto verbal.

Para partir en las negociaciones desde ese punto, los pescadores se comprometieron a “evitar cualquier confrontación con las autoridades de Gibraltar”, aunque sin renunciar a seguir pescando. El próximo jueves o viernes, la delegación gibraltareña se traslade a los puertos a conocer sobre el terreno todos los detalles sobre la utilización de las redes utilizadas por los alrededor de 70 barcos que faenan en la zona del Peñón.