industria

Muskiz concede por fin a Petronor la licencia para activar la planta de coque

La decisión del Ayuntamiento resuelve el largo contencioso que ha mantenido con la empresa

Petronor ya tiene la licencia para activar la planta de coque. Queda resuelto así un largo contencioso que la empresa vizcaína ha mantenido con el Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Muskiz donde se asienta la instalación. Cinco años después de duras pugnas, incluida la coordinadora de vecinos contraria a la planta, se encarrila la petición al aprobarse la concesión de las licencias de apertura y puesta en marcha de la unidad para reducir la producción de Fuel-Oil (URF), conocido popularmente como planta de coque, así como la planta de Cogeneración solicitadas por Petronor. Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, este trámite, “al que el ejecutivo local no podía negarse, es el último necesario para que ambas instalaciones inicien su actividad”.

El alcalde de Muskiz, Borja Liaño, del PNV, ha señalado que tres informes jurídicos solicitados por el Ayuntamiento, uno interno y los otros dos de prestigiosos despachos de abogados, determinan “sin lugar a dudas” la necesidad de conceder a la petroquímica los permisos solicitados. Todo ello pese a que los tribunales de justicia aún no se han pronunciado sobre los recursos contenciosos-administrativos interpuestos por los grupos ecologistas en relación a las licencias de construcción de ambas plantas. Con anterioridad, EA frenó las peticiones de Petronor desde la alcaldía.

El Ayuntamiento destaca que las instalaciones de la planta de coque y de cogeneración, la mayor inversión industrial realizada en el País Vasco, “han superado todos los controles” para obtener la Autorización Ambiental Integrada, concedida por el Gobierno vasco, y la auditoría realizada por una asesoría medioambiental externa a instancias del Ayuntamiento de Muskiz.

Estos organismos han determinado que “se han adoptado todas las medidas correctoras necesarias” para cumplir con las condiciones medioambientales exigidas a las instalaciones de estas características.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS