De San Blas a San Blas-Canillejas

El distrito de San Blas incorpora a su nombre el municipio histórico de Canillejas El pueblo, documentado desde el siglo XII, ‘desapareció’ con la reorganización de 1987

Ana Botella, y el concejal del distrito de San Blas, David Erguido, en la sede de la Junta Municipal.
Ana Botella, y el concejal del distrito de San Blas, David Erguido, en la sede de la Junta Municipal. AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta mañana el cambio de nombre de uno de sus 21 distritos, San Blas (157.000 habitantes), para atender, según ha explicado su concejal, David Erguido (Partido Popular) a una “antigua reivindicación” de parte de su población. Pasará a denominarse, una vez la decisión sea refrendada por el Pleno municipal, como distrito de San Blas-Canillejas, incorporando así a su nombre el de uno de sus ocho barrios.

Canillejas es una de las poblaciones más antiguas de la región documentadas históricamente. Según ha explicado Erguido, aparece mencionada en el año 1274, cuando el rey Alfonso X eximió a sus habitantes del pago de tributos por su colaboración durante la Reconquista. Consta también en el registro de municipios ordenado por el cardenal Cisneros en el siglo XVI, encuadrado dentro de la circunscripción de Toledo.

Junta de Gobierno itinerante

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid se ha celebrado hoy por primera vez desde la elección como alcaldesa de Ana Botella, en diciembre, fuera del Palacio de Cibeles. A esta sede se trasladó el Ejecutivo local el año pasado desde la histórica de la plaza de la Villa, tras remozar el edificio con unas obras que costaron más de 400 millones de euros.

La reunión semanal del equipo de Gobierno se ha celebrado esta mañana en la sede municipal del distrito de San Blas (en la avenida de Arcentales, frente al estadio olímpico de La Peineta. “Queremos convertirlo en habitual para conocer de manera más inmediata, en cada punto de la ciudad, la realidad de la calle y el impacto que tienen las políticas municipales sobre los madrileños. Se ha animado además a los delegados a extender la territorializacion a todas nuestras actividades”, ha explicado Botella

A principios del siglo XX, era una población floreciente, tanto en riqueza como en población, situada a 12 kilómetros al este de la Puerta del Sol y unida a ésta por un tranvía eléctrico conocido como La Maquinilla. Las tierras de labranzas de sus alrededores eran lo que hoy configura el distrito de San Blas.

Canillejas formó parte del partido judicial de Alcalá de Henares hasta su anexión al municipio de Madrid en 1949 por decreto gubernamental. En la reorganización de la ciudad en distritos realizada en 1987 perdió su nombre, al contrario de lo que sucedió, por ejemplo, con Barajas, Vicálvaro, Carabanchel, Chamartín o Villaverde, en los que se respetó la denominación del municipio histórico; o con Moncloa-Aravaca, en el que se añadió, tal y como se hará a partir de ahora con San Blas-Canillejas.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), ha descartado en cualquier caso que se trate de una reorganización de la división administrativa de la ciudad: “No nos planteamos hacer ningún nuevo distrito en Madrid. Es sólo un cambio de nombre”. En las semanas previas de las elecciones municipales de mayo de 2011, el entonces candidato, luego alcalde por mayoría absoluta, y desde diciembre ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), se planteó reducir el número de distritos de la ciudad, pero luego abandonó la idea. Botella ha respondido así a la pregunta de si pensaba atender a las reivindicaciones de Aravaca para lograr su ‘independencia’ del barrio de Moncloa.

Tampoco parece que vaya a prosperar el caso de Canillas, otro antiguo municipio independiente cuyo nombre se perdió al bautizar el distrito (en este caso, Hortaleza), pues, según Erguido, no existe una reivindicación popular similar a la de Canillejas.

Sobre la posibilidad de renombrar San Blas-Canillejas como Distrito Olímpico (aloja el estadio de La Peineta y otras instalaciones deportivas), Erguido ha calificado de prematura la propuesta. “Se debe reposar más”, ha dicho. El Comité Olímpico Internacional decidirá en septiembre de 2013 quién organiza los Juegos de 2020, a los que aspira, además de Madrid, Tokio y Estambul.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS