PLENO PARLAMENTARIO

El Parlamento rechaza de plano los primeros Presupuestos de Rajoy

La Cámara “condena” a Montoro y Beteta por minar la solvencia andaluza

Carmen Martínez Aguayo y Javier Arenas, en el Parlamento.
Carmen Martínez Aguayo y Javier Arenas, en el Parlamento.GARCÍA CORDERO

El debate sobre el impacto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en Andalucía llegó este jueves trillado al Parlamento. Lo que se dijo ya ha sido exprimido hasta la saciedad por PSOE, IU y PP en una letanía de actos de partido y conferencias de prensa. La novedad radicó en el ámbito de discusión, así como en que fuera la Cámara autónoma, con la mayoría que conforman las fuerzas políticas del Ejecutivo andaluz, la que registrara de manera formal el rechazo a las primeras cuentas de Mariano Rajoy.

Las resoluciones aprobadas están en la línea de lo defendido por la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, quien abrió la sesión con una afirmación llamativa: “Las recetas que está aplicando el Gobierno llevan a la anorexia de la economía”. Además de la censura a la reforma laboral, los decretos de copago farmacéutico, la reducción del gasto en sanidad, educación y dependencia, PSOE e IU instaron al Gobierno central a distribuir el objetivo de déficit de las autonomías para los próximos tres años en función de la población y de su nivel de endeudamiento, y no del PIB.

Una exigencia que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, está dispuesto a pelear por la vía jurídica para el Presupuesto de 2013. Este fue uno de los ejes del discurso de Aguayo, quien volvió a denunciar que el ajuste más fuerte recaerá en las instituciones que son responsables de los servicios públicos básicos (las autonomías).

La Cámara reclamó también al Gobierno que cree un gravamen permanente sobre la riqueza para suavizar el recorte del gasto público, y que reconsidere la reducción de las transferencias finalistas que afectan a programas de gasto en Andalucía por un importe estimado de 619 millones. Igualmente, socialistas e IU emplazaron al Gobierno a promover acciones urgentes que favorezcan el empleo a corto plazo y la reactivación económica.

Prefieren culpar a otros
para eludir sus responsabilidades Carlos Rojas, portavoz del PP

Respecto, a las competencias estrictamente andaluzas, los socios del Ejecutivo andaluz dejaron constancia en el Parlamento de su apoyo explícito al plan de ajuste de las cuentas autonómicas, que suponen un recorte de 2.700 en 2012, así como un reconocimiento al esfuerzo de los empleados públicos, a quienes se le ha bajado una vez más el sueldo. A este punto se encadenó la premisa de fijar todos los niveles retributivos por debajo del salario del presidente de la Junta.

Otra de las resoluciones destacadas, a iniciativa de IU, fue la “condena” de la actuación del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y de su secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, por haber “minado la credibilidad de la economía andaluza sembrando dudas constantes sobre la fiabilidad” de las cuentas y dificultando con ello el acceso de la comunidad a financiación.

Tal enunciado da una idea del tono que tuvo el debate entre los oradores. “Los Presupuestos dan la espalda a Andalucía, incumplen el Estatuto al situar la inversión estatal en el 14,6 % frente al 17,8 % que recoge la Disposición Adicional Tercera con una inversión similar a la de 2001. Nos hacen daño y son los más injustos y desleales con Andalucía”, dijo nada más comenzar Carmen Martínez Aguayo. Y se preguntó: “¿Será casualidad que la primera vez que Rajoy hace los Presupuestos se incumple el Estatuto? No quiero pensar que sea por rencor por los resultados electorales”.

El izquierdista Ignacio García fue también duro y calificó los PGE de “chantaje” que obligan a un plan de ajuste Andalucía que anticipan un tiempo aún peor: “La ideología ultraconservadora del PP se antepone a la eficacia, el bienestar social, la equidad y la justicia”. Pero el portavoz socialista, Mario Jiménez, le superó: “Quieren que la crisis sea más profunda y tener coartada para desplegar su programa salvaje de derecha radical”.

El popular Carlos Rojas optó por un discurso más moderado, aunque contundente en el fondo. Defendió a ultranza el Presupuesto de Rajoy y condujo el debate hacia los recortes de la Junta. “No intenten engañar, los tijeretazos son competencia suya pero prefieren culpar a otros para eludir responsabilidades”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción