Propiedades

Dónde vivir a las afueras de Madrid

Las viviendas cuestan un 30% menos que hace cuatro años En la corona metropolitana el precio del metro cuadrado oscila entre los 2.000 y 2.500 euros

Estado actual de Nuevo Tres Cantos, con el casco urbano del municipio y de Madrid al fondo.
Estado actual de Nuevo Tres Cantos, con el casco urbano del municipio y de Madrid al fondo.

El repunte del inicio de obra nueva registrado el pasado año en la Comunidad de Madrid se reparte prácticamente a partes iguales entre la capital y el resto de municipios de la región, sobre todo en los situados en la primera y la segunda coronas metropolitanas. Aproximadamente, 8.000 viviendas repartidas de manera desigual. Tres Cantos, por el norte, una vez superadas todas las barreras judiciales, se consolida como el auténtico “brote verde” en materia de vivienda en la región, de manera similar a lo que sucede con Valdebebas en la capital. Viviendas que, por término medio, cuestan hoy un 30% menos que hace cuatro años.

En el caso de los municipios más próximos a la capital, el precio del metro construido se sitúa en la mayoría de los casos en una franja de entre 2.000 y 2.500 euros. Y por debajo de los 1.500 euros en localidades más alejadas.

En Nuevo Tres Cantos la primera fase de urbanización estará acabada en junio, mes en el que FCC entregará las 1.000 vpo en arrendamiento con opción a compra de la Comunidad. En este ámbito la disponibilidad de viviendas nuevas, tanto libres como protegidas, resulta muy abundante. Vía Célere, la promotora dirigida por Juan Antonio Gómez-Pintado, comercializa un conjunto residencial de 154 viviendas, con superficies de entre 65 y 178 metros cuadrados y precios que parten de los casi 166.000 euros para los pisos de un dormitorio y alcanzan los 375.000 euros para los de cuatro dormitorios.

Woss también gestiona en este nuevo ámbito del municipio tricantino una comunidad de bienes formada por 81 viviendas, que parten de 170.000 euros para los pisos de dos dormitorios, se elevan a 272.000 euros las viviendas de tres dormitorios y tienen fijado un precio de 376.000 las de cuatro dormitorios. Además de la tipología en bloque, también existe la posibilidad de hacerse en Tres Cantos con un adosado. Aradia y Gestilar los ofrecen a partir de 440.000 y 495.000 euros, respectivamente. Precios en línea con los establecidos por la sociedad cooperativa Montenoble.

En las localidades más alejadas de la capital el metro está en 1.500 euros

Las cooperativas también han echado el resto en la compra de terrenos en Nuevo Tres Cantos, cuya gestión quedó en manos de la constructora FCC a través de una concesión municipal. Vacam, constituida en mayo de 2010 a partir de una iniciativa de empleados de Bankia, ha dejado en manos del equipo del arquitecto Enrique Taboada —autor del proyecto de 99 viviendas— la gestión de esta promoción, cuyas obras se acaban de iniciar por parte de FCC para poder ser entregadas durante el primer trimestre de 2014. Apenas queda disponible una decena de unidades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

También son protegidas al precio básico las promovidas por IV e Interlex. Cuentan con pisos de un dormitorio y 60 metros por casi 120.000 euros, o de dos y de tres entre 185.000 y 192.000 euros.

Si en lugar de tirar por la carretera de Colmenar salimos de la capital por la autovía del Norte (A-1), Alcobendas y, sobre todo, San Sebastián de los Reyes siguen siendo puntos calientes en lo que a promoción residencial se refiere en la corona metropolitana norte.

Si la búsqueda se centra en el nuevo barrio de Tempranales, en San Sebastián de los Reyes, conviene no precipitarse. Existe bastante oferta, tanto en obra ya comenzada como en esos otros proyectos que no acaban de arrancar, con precios de lo más dispares, en función del coste que cada promotor tuvo que asumir por la compra de los terrenos. Es la única razón que está detrás de los 4.000 euros por metro construido a los que pretende vender Ferrocarril las viviendas del proyecto previsto en este ámbito, llevando el piso de dos dormitorios, con 91 metros, a los 330.000 euros. Cuando, justo al lado, Core ofrece al cliente adosados de 226 metros por 394.472 euros.

En el municipio vecino de Alcobendas, el barrio de Fuentelucha sigue siendo la zona con más posibilidades de encontrar una vivienda nueva. Altamira, la filial inmobiliaria de Banco Santander, mantiene entre su cartera de obra nueva pisos del residencial Los Sueños. De tres dormitorios y 119 metros, a partir de 356.000 euros. La inmobiliaria Delta, en esta misma zona, ofrece los pisos de dos y tres dormitorios, entre 79 y 105 metros, en un margen de precios de entre 229.000 y 308.000 euros.

En el Corredor del Henares, el pasado mes de febrero se inició en San Fernando de Henares, al final de la avenida de Somorrostro, la urbanización Huerta de la Vega en el ámbito UG5 de esta localidad, donde Libra Gestión de Proyectos, Premier España, Ingescasa y Larcovi van a promover la construcción de 420 viviendas protegidas en seis parcelas. Las cuatro promotoras ofrecen estos pisos, de dos y tres dormitorios, entre 102.000 y 180.000 euros.

En este mismo eje de la A-2, Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz aglutinan un buen número de promociones en curso, sobre todo de vivienda protegida. Al margen de las unidades que llevan años llave en mano, en el nuevo barrio de Espartales Norte, en Alcalá, la cooperativa Vía Magna dispone de protegidas desde 137.941 euros, mientras que Level ha rebajado hasta los 88.900 euros el precio de pisos de protección de dos dormitorios y 77 metros cuadrados. Ferrocarril, en cambio, uno de un dormitorio, también protegido y con tan solo 67 metros, lo eleva a 165.723 euros.

En Torrejón, Altamira cuenta en su cartera con los 19 pisos libres del residencial Los Girasoles, con unidades de un dormitorio desde 191.113 euros, y de dos y tres, con 98 y 127 metros, que salen entre 210.200 y 274.800 euros, respectivamente.

Al otro extremo de la región, entre los ejes de las autovías A-5 y A-6, la oferta residencial de obra nueva se concentra principalmente entre Arroyomolinos, Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte y Majadahonda. En Arroyomolinos, la entidad financiera Cajamar ofrece, en la zona de la avenida del Cantábrico, pisos de uno a tres dormitorios entre 209.000 y 323.000 euros para superficies construidas de 74 a 132 metros cuadrados. En Pozuelo, los precios siguen siendo altos, aunque un tanto atenuados, respecto a los máximos de 2007. Hoy en esta localidad se pueden adquirir adosados de 309 metros desde 494.000 euros, o dúplex de 164 metros por casi 600.000 euros en la zona del cerro de los Gamos.

Granero de vivienda protegida

Las localidades de la corona sur metropolitana siguen siendo el gran granero de vivienda protegida de la región, además de la capital, en los grandes desarrollos urbanísticos que a principios de la pasada década posibilitaron la salida al mercado de muchos miles de metros cuadrados urbanizados. El PAU 4 de Móstoles; Buenavista y Los Molinos, en Getafe, o San Nicasio y Solagua, en Leganés, aglutinan hoy buena parte de esta oferta residencial de obra nueva.

Promociones que, si resultan difíciles de cubrir en el caso de viviendas protegidas, qué decir de la libre. Solo llevando, en algunos casos, el metro construido muy por debajo de los 2.000 euros cabe la posibilidad de tener alguna opción de que el cliente obtenga la financiación bancaria.

En el PAU 4 de Móstoles, la UTE Burgogis 2002-Lombher vende los 73 pisos protegidos del Edificio Luna desde 194.250 euros. También de tipología protegida son los pisos de dos y tres dormitorios gestionados por Prygesa, con precios entre 156.300 y 211.269 euros. De precio libre, C-Quince ofrece adosados desde 330.000 euros. Y Monthisa y Urtinsa disponen de pisos de uno y dos dormitorios a partir de 110.276 y 132.900 euros, respectivamente.

En Getafe, Level cuenta con pisos protegidos en el barrio de Buenavista, con precios desde 79.000 euros para un dormitorio hasta 188.000 euros para cuatro.
Las localidades de la corona sur metropolitana siguen siendo el gran granero de vivienda protegida de la región, además de la capital, en los grandes desarrollos urbanísticos que a principios de la pasada década posibilitaron la salida al mercado de muchos miles de metros cuadrados urbanizados. El PAU 4 de Móstoles; Buenavista y Los Molinos, en Getafe, o San Nicasio y Solagua, en Leganés, aglutinan hoy buena parte de esta oferta residencial de obra nueva.

Promociones que, si resultan difíciles de cubrir en el caso de viviendas protegidas, qué decir de la libre. Solo llevando, en algunos casos, el metro construido muy por debajo de los 2.000 euros cabe la posibilidad de tener alguna opción de que el cliente obtenga la financiación bancaria.
En el PAU 4 de Móstoles, la UTE Burgogis 2002-Lombher vende los 73 pisos protegidos del Edificio Luna desde 194.250 euros. También de tipología protegida son los pisos de dos y tres dormitorios gestionados por Prygesa, con precios entre 156.300 y 211.269 euros. De precio libre, C-Quince ofrece adosados desde 330.000 euros. Y Monthisa y Urtinsa disponen de pisos de uno y dos dormitorios a partir de 110.276 y 132.900 euros, respectivamente.

En Getafe, Level cuenta con pisos protegidos en el barrio de Buenavista, con precios desde 79.000 euros para un dormitorio hasta 188.000 euros para cuatro.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS