veredicto

Declarado culpable por un crimen en un botellón en Sevilla

El jurado se ha basado en las declaraciones de los testigos que vieron al acusado portando el arma segundos antes de que la víctima cayera fulminada

Un jurado popular ha declarado hoy martes culpable de homicidio al hombre de 33 años que fue juzgado por matar de una puñalada a un joven de 23 años durante un botellón juvenil en el Charco de la Pava de Sevilla, el 25 de marzo de 2011. Después de dos días de deliberaciones, el jurado integrado por seis mujeres y tres hombres ha declarado culpable a Óscar R. R., de 33 años, en base a las declaraciones de los testigos que lo vieron portando el arma segundos antes de que la víctima cayera fulminada.

Óscar R. R. aprovechó, el pasado 10 de mayo, su derecho a la última palabra para reiterar que no propinó la puñalada mortal a Francisco José Guerrero, de 23 años, expresar su pesar a la familia y lamentar que "lleva 13 meses en prisión siendo inocente". El juicio quedó visto para el veredicto del jurado después de un informe en el que la fiscal del caso reconoció que Óscar debía ser absuelto si el jurado creía a la único testigo de cargo que, en el juicio, dijo no haberle visto en el momento de propinar la puñalada.

Esa testigo, que era menor de edad cuando ocurrieron los hechos, se retractó ante el jurado de sus declaraciones realizadas durante la fase de instrucción, cuando identificó al procesado como la persona que estaba a la izquierda de otra y de entre ambos surgió un golpe brusco hacia el pecho del luego fallecido. El jurado ha considerado más creíble la versión de la testigo en la fase de instrucción, cuando lo hizo con más tranquilidad y no en el juicio. Tras el veredicto de culpabilidad, la fiscalía ha pedido 13 años de cárcel y la acusación particular que ejerce la madre del fallecido ha solicitado 15 años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS