Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía denuncia al alcalde de Navajas por no cumplir su pena

José Vicente Torres fue condenado a seis meses de inhabilitación por desobediencia

Podría haber incurrido en un delito de falsedad por ejercer ilegítimamente el cargo de alcalde

La Fiscalía de Castellón ha decidido presentar una denuncia ante el juzgado de Segorbe contra el alcalde del municipio de Navajas, José Vicente Torres (PP), por un presunto delito contra la Administración de Justicia. Torres fue reelegido alcalde a principios del mes de marzo, después de transcurrido el periodo de condena de seis meses de inhabilitación, iniciado en septiembre, al que fue sentenciado por un delito de desobediencia, al hacer caso omiso, y en reiteradas ocasiones, a los requerimientos judiciales que le instaban a ejecutar una sentencia que afectaba al municipio.

Sin embargo, Torres no abandonó completamente su cargo ya que, por ejemplo, se identificó como alcalde ante los medios de comunicación cuando, en enero, un hombre murió al embestirle un toro durante un festejo celebrado en la localidad, tal como denunció el Grupo Socialista local. La fiscalía abrió una investigación a principios de febrero. Desde entonces, ha practicado varias diligencias entre las que se procedió a interrogar, entre otros, al secretario del Ayuntamiento y a varios concejales. Una vez concluida la investigación y ante los indicios de delito, la fiscalía ha presentado una denuncia ante el juzgado de Segorbe, del que depende Navajas.

Entre los delitos que el Código Penal incluye como delitos contra la Administración de Justicia se encuentra el quebrantamiento de condena, castigado con la pena de multa de 12 a 24 meses. El quebrantamiento pudo ejecutarse por no obedecer y dejar de cumplir completamente el período de inhabilitación al que había sido condenado y por no abandonar las funciones de su cargo de alcalde.

Pero, además, José Vicente Torres podría haber incurrido en otro delito, en este caso de falsedad, por ejercer ilegítimamente el cargo de alcalde, un delito que está castigado con una pena de prisión de uno a tres años. Torres fue condenado a seis meses de inhabilitación. La sentencia no se dio a conocer hasta días antes de que culminara ese periodo. Ante la polémica por su reelección, solicitó una aclaración al juez que le había condenado, el titular del juzgado número 3 de Castellón, Juan Luis De la Rúa, y decidió optar a la reelección. Esta postura contraviene la señalada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana esos mismos días que, a través de una nota, sostuvo que “Torres puede aspirar a ocupar el cargo de alcalde o concejal siempre que volviera a ser elegido en un proceso electoral”.

Más información