Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La permuta planeada entre Navarro y Ortiz en Benidorm se suspende

Una edil del PSPV, alineada con el tránsfuga Bañuls, se opuso a la operación

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, en su despacho.
El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, en su despacho.

El Gobierno del PSPV de Benidorm decidió ayer retirar la aprobación de un convenio con Enrique Ortiz, por el que el promotor alicantino entrega al Ayuntamiento de la ciudad 160.890 metros de superficie forestal de especial protección en la partida de El Moralet a cambio de 4.816 metros de techo. El alcalde, Agustín Navarro, tomó esta decisión tras comprobar que una concejal de su grupo, Mari Carmen Martínez, impuesta y alineada con el exedil tránsfuga José Bañuls, se oponía radicalmente a votar favorablemente en el pleno una permuta con la que el Consistorio obtenía un suelo que no tenía la obligación de adquirir.

A las discrepancias con el acuerdo que el regidor de Urbanismo, Juan Ángel Ferrer, había cerrado con Enrique Ortiz y sus asesores, se unieron otros concejales socialistas. A la vista de esta división interna, el alcalde, Agustín Navarro, decidió que el convenio urbanístico pasara por la comisión correspondiente previa al pleno. La consecuencia es que no fue sometido por urgencia a aprobación plenaria, como estaba previsto y decidido.

El Grupo Liberales de Benidorm había amenazado previamente llevar a la fiscalía “este pelotazo urbanístico”, en palabras de su portavoz, Gema Amor, porque, según dijo, “debería aprobarse la declaración de utilidad pública de un convenio que se intenta materializar mediante una fórmula que evita su exposición pública y la inscripción en el registro urbanístico de la Comunidad Valenciana”. Amor calificó la operación como “un atraco a Benidorm que, además, hipoteca su futuro”.

El PSPV hubiera perdido la votación en el pleno porque el plan contaba también con el rechazo del PP. La negativa de los populares se fundamentaba en que no consideran rechazado por silencio administrativo un convenio que Ortiz presentó en 2006 para construir en la misma zona más de 2.000 casas.

Ortiz presentó en noviembre de 2011 la solicitud de expropiación de 347.945 metros de parque urbano en la partida de El Moralet. Aunque el Plan General no obliga al Ayuntamiento a expropiar ese suelo, el edil de Urbanismo pactó con Ortiz la incorporación de otros 165.890 metros de suelo protegido a cambio de aprovechamientos urbanísticos en el sector del Armanello en el que el empresario fue urbanizador hasta que el TSJ lo anuló.

El PP recorta el sueldo del alcalde

A. BALAGUER

El PP sorprendió ayer al Gobierno de Benidorm con una moción urgente en la que instó al pleno a aprobar una rebaja del sueldo del alcalde del 50%. El salario de Agustín Navarro, de 92.003,66 euros, acordado en el pleno de organización del pasado 11 de julio, era superior al del presidente de la Generalitat o del Gobierno y uno de los más altos de cualquier cargo público de la Comunidad Valenciana.

La propuesta de los populares recoge la obligación de que el regidor de la ciudad pase a cobrar a partir del 1 de mayo 46.661,60 euros brutos anuales. Ante la perspectiva de perder una votación que fue apoyada por el Grupo Liberales de Benidorm, al PSPV no le quedó más remedio que votar a favor de la minoración del salario de Navarro, al que se une otra rebaja del 15% en las percepciones del resto de ediles. El PP calculó que la ciudad se ahorrará con estas dos medidas más de 200.000 euros anuales.

Los socialistas presentaron a principios de mes un plan de ajuste que recogía la reducción de un 5% del salario de todos los ediles de la Corporación, pero apenas dos semanas más tarde se han visto obligados a incrementar el porcentaje en 10 puntos y, además, a transigir con rebaja propuesta para el presidente del pleno.

Agustín Navarro asumió estoicamente la votación e incluso llegó a felicitar al portavoz del Grupo Popular, Toni Pérez, por su propuesta y la exposición de motivos que acompañó. Gema Amor recordó que PP y PSPV ya se opusieron en julio a los salarios tal y como se habían aprobado.