Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Kamouraska’, de Inversa Teatro, llega a Brasil

Una nueva moral autónoma, es decir, colectiva, sólo puede reconstruirse a partir de la “puta esperanza”. El argumento y la frase se repiten en Kamouraska, de la compañía Inversa Teatro. La obra, seleccionada en la VII Mostra Latinoamericana de Teatro de Grupo de São Paulo, se representa hoy en la capital paulista. El texto de la canguesa Vanesa Sotelo, inspirado en una obra del quebequiano Daniel Danis y con un pie en los estudios foucaltianos sobre violencia y poder, será editado por Cátedra en el colectivo Dramaturgas del siglo XXI.

Kamouraska, tercera obra de la compañía fundada en 2009 por Marta Pérez —actriz junto a Beatriz Campos y María Caparrini—, se define como “un lugar mental” en el que sus tres habitantes, entre humanas y perras, aún pueden reinventarse. “Reírse de la infelicidad para ser feliz”. Los once embates de la estructura dan para improvisar sobre el amor, la rabia contra los funcionarios, el secuestro de la política o la educación. “Yo diría que es una comedia cruel y violenta”, resume Pérez. “Hubo quien la calificó de rave verbal y todas concordamos; vomitamos texto constantemente”.

Con sólo 12 funciones en Galicia desde su estreno en 2010 —”aquí asustan palabras que no sean populistas”—, Kamouraska está pendiente de un festival colombiano para julio. Nadie pudo apoyarla en España, pero en Brasil les pagaron “absolutamente todo”.