Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AYUNTAMIENTOS

La Junta archiva la denuncia del vicesecretario municipal de Estepona

La administración autonómica solo ha estudiado las supuestas irregularidades de una junta de gobierno local

El alcalde de Estepona, José María García Urbano.
El alcalde de Estepona, José María García Urbano.

La Junta de Andalucía ha dado por zanjada la denuncia del vicesecretario de Estepona (Málaga) sobre supuestas irregularidades que le impedían desarrollar su trabajo en el Consistorio. La Delegación del Gobierno andaluz en Málaga ha archivado el asunto después de escuchar las explicaciones del alcalde de Estepona, José María García Urbano (PP), sobre la forma en la que se celebró una junta de gobierno en la que se aprobó la privatización de dos servicios públicos el pasado 4 de enero. “El resto de la denuncia de José Manuel Duarte no se ha estudiado porque los comportamientos expuestos escapan de las competencias de la administración andaluza”, explican.

En su escrito, de cuatro folios, el funcionario alertaba de que se le estaba marginando en el Consistorio y describía un panorama caótico en el departamento de Contratación del municipio. La Junta se ha centrado en sus quejas porque no le permitieran estudiar los expedientes que se iban a aprobar en aquella reunión y en el hecho de que, según su testimonio, trataran de imponerle un acta en la que no constaban sus objeciones, entre otros asuntos.

El alcalde ha hecho llegar a la delegada del Gobierno de la Junta, Susana Radío, un escrito que firma junto a sus tenientes de alcalde, y en el que abordan y explican todas las supuestas irregularidades con el que fin de que compruebe “lo inexacto de las manifestaciones de Sr. Secretario Adjunto y la actuación totalmente legal de esa Alcaldía y de su equipo de gobierno”. El documento se incluyó en una junta de gobierno local celebrada el pasado 8 de marzo, en la que también se aprobó el borrador de la reunión la que supuestamente se produjeron los comportamientos denunciados.

La Administración andaluza tiene competencias disciplinarias sobre el trabajo de los habilitados nacionales, además de la función de supervisar las actas de plenos y juntas de gobierno de los ayuntamientos. “Ya no se podría impugnar esa reunión”, consideran fuentes municipales consultadas.

Tras la denuncia, el regidor redujo las competencias del vicesecretario, y le encomendó la elaboración del inventario de bienes. Duarte tiene su despacho en la antigua sede de la Casa Consistorial, mientras que la Secretaría General y la alcaldía se han trasladado a otro edificio.

García Urbano mantiene todavía un frente abierto con el tesorero municipal, Félix Domínguez Pimienta, al que ha apartado de su puesto mientras se investiga un desfalco que sobrepasa los 200.000 euros, según fuentes municipales citadas por Efe. La “dispensa” de sus funciones está prevista hasta el 30 de abril, aunque la medida puede prorrogarse.

El juzgado número 4 de Estepona investiga el asunto. Mientras tanto, el Ayuntamiento ha abierto expediente disciplinario y a ha suspendido cautelarmente de empleo y sueldo a una empleada municipal de Tesorería.