Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FESTIVAL DE CINE ESPAÑOL DE MÁLAGA

En los límites del amor y la pasión

Xavier Villaverde, con 'El sexo de los ángeles', y la debutante Ana Rodríguez Rosell, con 'Buscando a Eimish', a concurso

Xavier Villaverde, a la izquierda, y los actores de su película.
Xavier Villaverde, a la izquierda, y los actores de su película.

Dos formas muy diferentes de entender el amor, el sexo y las relaciones de pareja se cruzaron el jueves en la sección oficial del Festival de Málaga Cine Español. El director gallego Xavier Villaverde presentó El sexo de los ángeles, un "cuento de amor" que narra a ritmo de hip-hop el triángulo sentimental que viven sus protagonistas, Astrid Bergès, Llorenç González y Álvaro Cervantes. Villaverde explora los límites de la pareja formada por Carla (Bergès) y Bruno (González), que tras conocer a Rai (Cervantes), un chico misterioso, seductor y provocador, decide enfrentarse con valentía y sin tabúes a las normas morales que rigen en el amor y en los roles sexuales.

 "Tú eres el único que va a vivir tu historia de amor y debes vivirla sin miedo", explicó el director refiriéndose al atrevimiento de los protagonistas por vivir su relación libremente. “La gente va mucho más allá en sus relaciones de lo que se quiere reconocer”, afirmó Villaverde.

"Ahora se liga por chat, se conoce gente por la Red, y no en la discoteca como antes. La gente es más abierta, y yo quería contar cómo viven esto los jóvenes, pero también que los de 40 o 50 años pudieran reconocer las relaciones que han podido tener y no se han atrevido, y mostrarlo sin juzgar, juntando comedia e ilusión, de una forma positiva", dijo Villaverde.

Antes, la debutante Ana Rodríguez Rosell presentó Buscando a Eimish, un drama romántico que narra la búsqueda que emprende Lucas (Óscar Jaenada) por toda Europa hasta encontrar a su novia, Eimish (Manuela Vellés), que le ha abandonado y se ha marchado a Alemania.

"Es un viaje físico, un viaje para que el espectador pueda vivirlo", afirmó Rodríguez Rosell, quien se defendió de algunas críticas que tildaban la película de infantil aduciendo que había "dulcificado" la historia para huir del realismo y la crudeza habitual del cine español. "La película no es infantil, sino que todo está tratado de forma sutil para que el espectador no se enfrente a los conflictos de los personajes desde la crudeza", refrendó la actriz Emma Suárez, que encarna a la madre de Eimish.

Otro protagonista de la jornada fue el director Jaime Chávarri, quien recibió anoche el Premio Retrospectiva por su carrera, en la que figuran cintas como El desencanto o Las cosas del querer.