Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alfonso Rus aboga por redefinir el papel de las las Diputaciones

Las Corporaciones preparan un documento para revisar sus competencias

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus
El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, aboga por redefinir el papel de las Diputaciones en el siglo XXI, un papel que pasa por realizar algunos cambios, revisar sus competencias y evitar duplicidades con otras Administraciones. En una entrevista con la Agencia Efe, Rus explicó que ese documento se elaborará en la próxima reunión de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que él mismo presidirá el próximo 18 de abril en Valencia.

El presidente de la Diputación de Valencia: “Hay que hacer cambios”

El texto que saldrá de esa reunión reivindicará el papel de las diputaciones provinciales, puesto en duda en los últimos meses por personas como el vicepresidente de la FEMP y alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, que aseguró que estas instituciones estaban “anticuadas”. A juicio de Alfonso Rus, los que ponen en entredicho el papel de las Corporaciones provinciales lo hacen “porque no conocen su trabajo”, ya que de lo contrario se darían cuenta de que son “necesarias”. “Da la impresión de que venimos aquí a pasar el rato”, lamentó el presidente y añadió que el PSOE “abandera” la postura de que las Diputaciones “ya no son válidas” porque sabían “que iban a perder las elecciones y todas las Diputaciones”.

Rus reiteró la “importancia” que estas instituciones para los municipios, aunque reconoció “hay que cambiar algunas cosas”, como que se dupliquen los servicios. En el caso de la Diputación de Valencia puso como ejemplo el consorcio de bomberos o las brigadas forestales que se duplican en el ámbito municipal, provincial y autonómico, o el hospital psiquiátrico de Bétera, que Rus considera que debería pasar a ser competencia de la Consejería de Justicia y Bienestar Social. La cesión de estos servicios supondría una ayuda económica para la institución que, según señala Rus, “ha sufrido una bajada de ingresos del 34 % en dos años que no la ha tenido ninguna autonomía”. En este sentido, también indicó ha interpuesto dos recursos al Ministerio de Hacienda sobre las partidas de los Planes Provinciales de Obras y Servicios, valoradas en 80 millones de euros y que el Gobierno ha rebajado a 20 millones de euros a pesar de estar ya consignadas en el presupuesto de la Diputación.

“El psiquiátrico de Bétera debería depender de Justicia y Bienestar Social”

A pesar de estas reducciones, afirmó que la Diputación de Valencia es “la triple A”, porque ha podido “adecuar la bajada de los ingresos reduciendo gastos de estructura sin bajar las inversiones ni las subvenciones a los alcaldes”. “La capacidad económica es la que hay, yo lo entiendo”, aseveró Rus, que asegura haber apostado por hacer un esfuerzo por adaptar las Administraciones provinciales a la realidad económica. En ese sentido, recordó que la Diputación de Valencia ha reducido 17 millones de euros en gastos de personal “sin echar a nadie” y ha puesto en marcha una central de compras que permite a los municipios reducir gastos. “La gente no sabe lo que se trabaja”, defendió, y aseguró que los únicos que pueden explicar a los ciudadanos por qué son necesarias las Diputaciones “son los alcaldes”, ya que la Diputación “paga a los 45 días y está pendiente en cada momento de ellos”.

Además, Rus recordó que en la Diputación de Valencia trabajan 4.000 personas y que si “mañana desaparecieran las Diputaciones” solo 70 u 80 de ellas perderían su trabajo, ya que el resto son funcionarios. Esas 80 personas, según Rus, son los políticos y lo que cuesta mantener su puesto supone “solo el 1,5% del presupuesto de la Diputación de Valencia”.