Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DISEÑO

Creadores para uno mismo

La feria Nómada Market regresa a Chamartín con una apuesta por el ‘do it yourself’

Una de las impulsoras del Nómada Market cuelga un bolso en su establecimiento. Ampliar foto
Una de las impulsoras del Nómada Market cuelga un bolso en su establecimiento.

El diseño independiente vuelve a darse cita en Madrid. Nómada Market, la feria nacida como un mercadillo en Lavapiés en 2005, arrancó ayer viernes su 24° edición, la primera de las cuatro previstas para este año. Permanecerá abierta al público hasta mañana domingo en el ático de la estación de Chamartín.

Durante este fin de semana se celebrarán una serie de talleres, a cargo de los propios diseñadores, en los que tanto adultos como niños podrán aprender a hacer desde una pulsera con telas vintage y marionetas de dedo hasta diademas, collares y serigrafía. Es que el lema de esta edición es Do it yourself (Hazlo tú mismo).

A lo largo de 1.500 metros cuadrados repartidos en dos grandes naves se expondrán y comercializarán los artículos originales de más de 150 diseñadores: ropa, complementos, tocados, ilustraciones, lámparas y hasta un bar con comida de diseño, y todo con precios que oscilan entre los cinco y los 100 euros.

La estrella de esta edición es la “gran pasarela”, el desfile de la noche del viernes con la colección primavera-verano de las firmas Ailana, Arráncame la Vida, Hoertornn, Pakaypa, Penélope Almendros e Yiddish Chutzpah. Otra novedad será la exposición de pintura, dos series de retratos, de la artista Ainhoa Azumendi García.

También sonará buena música. A las sesiones de música negra de la mano del club Maderfaker de Malasaña se sumará, hoy sábado un concierto en formato jam session (funk, soul y rythm and blues) a cargo de Black Jam.

Nómada Market nació de la iniciativa de Sol Goldentaer, Diego Ayala y Andrea Álvarez, tres jóvenes argentinos que se instalaron en Madrid pocos meses antes de la gran crisis que azotó a su país en 2001. Acostumbrada a los retos que suele presentar la inestabilidad, Álvarez no duda en que la situación que atraviesa España es una oportunidad. “Es que ante la crisis te lamentas un ratito, pero luego te pones a hacer lo que tienes que hacer. Por ejemplo, estoy convencida de que, en tiempo de bonanza, este local no estaría disponible para nosotros, sería inaccesible o lo hubieran derrumbado para hacer una torre gigante”, arriesga con la vista fija en las cúpulas abovedadas del ático por las que entra el sol.

Goldentaer aporta otra arista. Cuenta que este año se han multiplicado las solicitudes para participar en la feria. Han sido más de 500. “Hay mucha gente que con lo que está pasando, y aunque su profesión es otra, ha encontrado una salida por el lado creativo, se ha lanzado con un producto y le ha ido bien”, explica.

Todas las actividades, a las que se podrá acceder con una entrada de un euro por los tres días, quedarán enmarcadas en la matriz que acompaña a Nómada Market desde sus orígenes: la del consumo responsable. Así la explica Álvarez: “Apuntamos a la gente interesada en saber qué es lo que está comprando y a quién, cómo se hizo, si hay gente explotada cosiéndolo, qué esfuerzo significa hacerlo y porqué tiene el precio que tiene”. Una apuesta tan arriesgada como atractiva.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram