Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La arquitectura debate su futuro

Medio millar de arquitectos de Europa y Latinoamérica discuten en Santiago sobre la grave crisis que atraviesa el sector

Operarios trabajando en la rehabilitación de un edificio en el casco histórico de Santiago.
Operarios trabajando en la rehabilitación de un edificio en el casco histórico de Santiago.

El desolador panorama que se abre ante los arquitectos, en un país donde la construcción sufre un parón casi total, obliga a los profesionales de este sector a buscar nuevas alternativas de trabajo. El congreso Patorreb 2012 reúne en Santiago a más de 500 arquitectos procedentes de países europeos y de Latinoamérica, que analizan desde ayer y hasta mañana aspectos técnicos, económicos y sociales referidos a la rehabilitación de edificios. Esta actividad se perfila como una de las mejores opciones de futuro para los arquitectos, especialmente en países como España donde las perspectivas para poder trabajar en nuevas construcciones son cada vez más escasas.

El director del congreso, Celestino García Braña, explicó que la rehabilitación debe entenderse en sentido amplio y no limitarse a los cascos históricos de las ciudades y pueblos como viene sucediendo hasta ahora. “Hay muchos edificios que pueden rehabilitarse ya que la mayor parte de los que se construyeron entre las décadas de los 50 y los 80 tienen un acondicionamiento energético muy pobre. Además, la mayoría de las viviendas de esa época tampoco están adaptadas a las nuevas condiciones de vida. Por ejemplo, muchas casas tienen tres o cuatro habitaciones que hoy en día muchas familias no necesitan”, explica García Braña.

En su opinión, las Administraciones públicas deben de tomar la iniciativa en este asunto ya que no se trata simplemente de reconstruir edificios, sino más bien de afrontar un proceso integral de rehabilitación de barrios. “Además, hay que tener en cuenta que la falta de eficiencia energética de los edificios origina problemas económicos y medioambientales”, indica García Braña, quien también destaca las posibilidades de negocio y de empleo que supone para los arquitectos que haya más proyectos de rehabilitación.

“En 2006 se construían casi 50.000 viviendas y ahora solo 7.000”

“En 2006 se construían en Galicia casi 50.000 viviendas anuales y ahora apenas 7.000, lo que ha supuesto una gran caída de la actividad en el sector”, explica el director de Patorreb, quien además considera que la rehabilitación debe dejar de considerarse como una operación de reacondicionamiento de los edificios para convertirse en “una oportunidad para la arquitectura”. Países como Dinamarca y Alemania destinan, respectivamente, un 80 y un 60% de la inversión a la rehabilitación, mientras que en España este porcentaje se reduce a un 24%, lo que da idea del gran potencial que tiene esta actividad.

Durante la inauguración del congreso, el decano del Colegio de Arquitectos de Galicia (COAG), Jorge Duarte, apuntó que además de las ventajas económicas y medioambientales que conlleva la rehabilitación, hay que añadir que esta actividad permite favorecer la conservación del patrimonio construido y “evita ocupaciones innecesarias del territorio, contribuyendo a un urbanismo responsable”. En esta línea, añadió que un congreso como el que tiene lugar estos días en Santiago permite mostrar a la sociedad que los arquitectos van a estar a la altura de las circunstancias y van a contar con una formación apropiada para afrontar los retos que implica la rehabilitación de los viejos edificios.

“Un edificio con energía cero no cuesta más dinero, sí más esfuerzo”

En la jornada de ayer intervinieron expertos como el catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, Javier Neila, quien dedicó su intervención a hablar sobre las posibilidades que presenta la arquitectura bioclimática en la rehabilitación para alcanzar el objetivo de reducir el consumo energético de los edificios hasta cero. En su discurso, Neila apuntó que lo más importante a la hora de lograr este reto es conseguir que el edificio no demande energía y añadió que alcanzar este objetivo “no tiene que costar más dinero pero sí un mayor esfuerzo”. Hay una directiva europea que establece que a partir del año 2020 todos los edificios nuevos deben de contar con energía casi cero y los Estados de la UE deben de tomar medidas para estimular esa transformación.

Por su parte, Angel Panero, arquitecto del Consorcio de Santiago, habló en su intervención sobre la necesidad de dejar de hablar de rehabilitación para hacerlo de habitabilidad. “La rehabilitación requiere un cambio cultural en la sociedad que nos afecta a todos. El valor histórico de los edificios sobre los que se interviene deja de ser determinante y pasa a diluirse en prácticas, hábitos y fórmulas de proyectar las obras diferentes a los de la construcción de nueva planta”, indicó Panero. Durante el congreso habrá intervenciones de arquitectos de España, Portugal, Brasil, Argentina, Italia y Rumanía. Es la primera vez que el evento se celebra en Galicia. Las ediciones anteriores tuvieron lugar en Oporto.