Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas y temor a que se frene el uso del transporte público

La OCU, los sindicatos, los ecologistas y la oposición rechazan la subida del transporte público

Los taxistas creen que el aumento del precio del bus al aeropuerto evita la "competencia desleal"

Usuarios del Metro de Madrid en un andén de una estación. Ampliar foto
Usuarios del Metro de Madrid en un andén de una estación.

"Momento pésimo". "Error". "Insensato". Varias organizaciones –como la OCU, Facua y Ecologistas en Acción– y partidos políticos –como el PSM, IU o Equo– han rechazado hoy la subida de las tarifas del transporte público en la Comunidad de Madrid. Con todo, hay quien lo celebra. La Asociación Gremial del Autotaxi, en cambio, ha celebrado el incremento del precio del bus al aeropuerto, que consideran que elimina la "competencia desleal".

En la Comunidad, el líder del PSM, Tomás Gómez, ha considerado que la "histórica" subida "rompe el consenso de los últimos 20 años" y ha lamentado que el PP no crea en el transporte público. Gómez ha insistido en que la presidenta, Esperanza Aguirre, "mintió hace dos meses y cinco días", cuando aseguró que no habría incrementos de tarifas y ha criticado que el precio del transporte ha subido "más de un 80%" desde que ella gobierna. También el portavoz de IU en la Asamblea, Gregorio Gordo, ha calificado de "despropósito" el tarifazo y ha considerado que Aguirre "carga una vez más las consecuencias de la crisis sobre los ciudadanos, mientras protege a los más privilegiados". La diputada de UPyD en la Asamblea Loreto Ruiz de Alda ha tildado el aumento de "intolerable".

En el Ayuntamiento de la capital, el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, ha exigido a la alcaldesa, Ana Botella, que se oponga a la subida, informa Elena G. Sevillano. También ha pedido a los consejeros municipales en el Consejo de administración del Consorcio Regional de Transportes que voten esta tarde en contra del "tarifazo". La subida es "exagerada, injusta e incoherente con la situación que viven los madrileños, que vienen soportando continuos incrementos en los tributos", ha asegurado Lissavetzky, que ha recordado que en septiembre la Comunidad compró por 150 millones de euros la participación del Ayuntamiento en el Metro. "Entonces le pregunté a Gallardón cuál era el truco de magia por el cual la Comunidad que no tenía ni un duro, según aseguraba la presidenta, podría reunir tal cantidad de dinero", ha añadido.

El portavoz municipal de UPyD, David Ortega, ha defendido, como el PSOE, que los representantes municipales en el Consejo de administración del Consorcio Regional de Transportes voten en contra de la subida del 11% de media en los títulos. Ortega ha criticado el incremento puesto que, en su opinión, hace que el coste de la crisis económica recaiga en el ciudadano medio. "Hay margen", ha añadido, para recortar en otras parcelas y lograr una gestión más eficaz.

Desde Equo Madrid temen que el tarifazo fomente el uso del vehículo privado, "aumentando aun más los problemas de contaminación de esta comunidad y de las economías familiares". El partido ecologista resalta que la polución conlleva "un grave problema de salud" a los ciudadanos madrileños que cuesta a la Sanidad pública 6.000 millones de euros. Este partido ve injusto que los usuarios de transporte público, que colaboran en la reducción de este problema y su gasto sanitario asociado, tengan que aumentar su contribución a los costes de este servicio.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destaca la extremada presión que están sufriendo los ciudadanos en este momento de grave crisis económica. Su portavoz, Iliana Izverniceacu, recuerda que la subida del transporte público en Madrid coincide con un incremento del precio de los carburantes: "Un sueldo medio ya no puede llenar el depósito con frecuencia, pero es que ahora también se va a quedar corto para el transporte público". También apunta que esta medida desincentivará el consumo: "Mucha gente se pensará, por ejemplo, moverse el fin de semana, porque tendrán que guardar sus billetes para trabajar".

Facua Madrid ha rechazado la medida, ha reclamado una gestión "eficaz y eficiente" de este servicio y ha lamentado que "una vez más sean los consumidores y usuarios del transporte público madrileño los que paguen las consecuencias de un incremento desproporcionado y las consecuencias de la mala gestión del Gobierno regional".

El Real Automóvil Club de España (RACE) apunta hacia un posible incremento del transporte privado. Jorge Castellanos, responsable de Movilidad, considera que "lo más llamativo de esta subida es el cambio de tendencia. Las Administraciones son las que tiene que fomentar el transporte púlblico y la movilidad sostenible. Subir el transporte en época de crisis disuade bastante al usuario". Para él, las Administraciones deberían hacer un mayor esfuerzo porque el transporte privado "está en una situación de ventaja respecto al colectivo" y, por ello a su juicio, "la primera opción para circular por Madrid sigue siendo el coche", informa Pilar Álvarez.

"Nos parece insensato y al final es el resultado de lo que ha venido ocurriendo en Madrid durante tanto tiempo, los ciudadanos lo van a pagar", ha considerado el secretario general de Transportes y Comunicación de UGT Madrid, Antonio Oviedo. Este ha destacado que el 80% de los usuarios del Metrobús son trabajadores, que se verán afectados por el incremento del 100% de su precio en seis años. En su opinión, esto, como el resto de medidas, son consecuencia de la falta de planificación y ha denunciado que se han duplicado líneas.

"Menos por más"

"Es menos por más", ha criticado recordando una reciente campaña publicitaria del Metro de Madrid, cuyo lema era Más por menos y que comparaba el precio y extensión de la red madrileña con la de otras capitales europeas, lo que causó gran polémica. Como ejemplo, ha asegurado que el mes pasado había 100 autobuses menos de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y en el próximo, se espera la retirada de otros 80. CC OO tilda la subida de las tarifas "desproporcionada y sin precedentes", y solicita la congelación de los títulos que utilizan los usuarios habituales y la creación de un abono social. También recuerda que los billetes más usados por trabajadores y estudiantes, los abonos, suben el triple que el IPC (el 8%).

La Agrupación Gremial del Taxi, en cambio, ha celebrado el aumento del precio del Bus Exprés, el autobús que llega al aeropuerto, que ahora costará cinco euros. Según sus cálculos, el coste de un viaje de cuatro personas (20 euros) en este vehículo se equipara al del taxi, por lo que, a su juicio "desaparece la competencia desleal". "Viajar en transporte público será desde el próximo 1 de mayo mucho más caro. Por el contrario, viajar en taxi seguirá costando igual, pero con las ventajas de siempre: comodidad, rapidez y traslado de equipaje incluido desde la puerta de su domicilio", ha señalado su presidente, Julio Moreno.

Yo No Pago planea una protesta

El movimiento Yo No Pago ha anunciado en su página de Facebook que están organizando una acción en contra del "atropello" que, a su parecer, supone el incremento medio de un 11% del precio del metro y el autobús en Madrid, que se hará efectivo a partir del 1 de mayo. "Ahora más que nunca necesitamos unidad desde todos los frentes #Acampadasol #DRY #Acampadabcn #Spanishrevolution", señalan, al tiempo que aseguran que lucharán y resistirán los "ataques de este sistema depredador".

Yo No Pago, que tiene más de 15.000 seguidores en Facebook, surgió en Grecia el año pasado a raíz de la subida del precio del transporte y organiza acciones en el metro, las estaciones o las autopistas, donde bloquean las máquinas de pago o las inutilizan para que los usuarios pasen gratis. Estos grupos se organizan por internet y convocan acciones de "resistencia a pequeña escala" y "subversivas". En Madrid han actuado varias veces y en las más multitudinarias, en enero y febrero, se registraron detenciones.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información