Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad deberá pagar 350.000 euros por la muerte de una paciente

La mujer falleció tras someterse a un trasplante de riñón que le causó graves secuelas

La sala cuarta de lo contencioso administrativo del Tribunal Supremo ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas, dependiente de la Consejería de Sanidad), al pago de una indemnización de 351.000 euros por la muerte de una paciente que fue sometida a un trasplante de riñón en el Hospital Clínico, según ha informado esta mañana la Asociación el Defensor del Paciente.

La sentencia ratifica un fallo previo dictado por la sección octava del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). En ambos casos, los magistrados han apreciado mala praxis médica al no haber hecho las comprobaciones necesarias sobre el origen del órgano trasplantado a la mujer. Este procedía de un ciudadano extranjero que murió de forma súbita y al que no se le practicaron diversas pruebas diagnósticas para ver si tenía alguna enfermedad previa.

El alto tribunal añade además que las secuelas que sufría la mujer fueron extremadamente graves, como parálisis de parte del cuerpo, lesiones en la columna vertebral y problemas psiquiátricos severos. La paciente falleció dos meses después de que el TSJM dictara sentencia, según el Defensor del Paciente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram