_
_
_
_
_

López irrita de nuevo a sus socios

Basagoiti reclamará la comparecencia del ‘lehendakari’ en la Cámara por sus críticas a Rajoy y el apoyo a la libertad de Otegi en la entrevista de EL PAÍS

Javier Rivas
El 'lehendakari' López (izquierda) habla con Basagoiti en los pasillos del Parlamento.
El 'lehendakari' López (izquierda) habla con Basagoiti en los pasillos del Parlamento.PRADIP J. PHANSE

Pese a seguir siendo socios de Gobierno, socialistas y populares llevan meses enfrascados en marcar distancias mutuas y perfiles propios con la mirada claramente puesta en las urnas de las próximas elecciones autonómicas. En ese marco, el PSE acentúa sus planteamientos más de izquierdas, máxime cuando crece el descontento social por el durísimo recorte puesto en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy. Pero en ese camino, el último discurso, expuesto por el propio lehendakari, Patxi López, en la entrevista que ayer publicó EL PAÍS, ha llenado de irritación a sus socios populares.

Fue el mismo Antonio Basagoiti, presidente del PP vasco, el que, haciendo un alto en sus vacaciones, salió ayer a replicarle y a adelantar que va a pedir su comparecencia en el Parlamento para que dé explicaciones tanto por sus críticas a la política económica del Gobierno central como de su deseo de que la izquierda abertzale tenga unas siglas legales. O dejar caer que “no tiene sentido” que el líder de los independentistas, Arnaldo Otegi, siga en la cárcel.

“Una cosa es buscar distancias con el PP y otra pasarse de la raya, considerando obsceno lo que hace Rajoy o legitimar a quienes piden la salida de la cárcel de Otegi, desprestigiando a los tribunales”, destacó Basagoiti en declaraciones a este periódico. Para el dirigente popular, resulta explicable que el PSE y su secretario general quieran remarcar su imagen más de izquierdas. Pero piensa que López “debe tener un poco el respeto institucional, porque no es [Iñigo] Urkullu ni Basagoiti. Él es el lehendakari y tiene que tener más prudencia y estar por encima de toda la dinámica partidaria”.

El PP apunta que la ruptura del pacto llevaría a elecciones anticipadas

Los populares creen además que su socio se hace un flaco favor con declaraciones de este tipo, que alimentan los argumentos de quienes tanto dentro del partido en Madrid y otros lugares de España como fuera de él defienden acabar con el pacto.

El PP sigue apostando por mantener su apoyo al Gobierno hasta que concluya la legislatura en marzo próximo, aunque “no debe tocar las narices a quien le apoya parlamentariamente”, en palabras de su jefe de filas. Los populares consideran que, pese a no tener todavía elegido a su aspirante a lehendakari, quien saldría más beneficiado con un adelanto electoral al otoño sería el PNV.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Agotar la legislatura también le interesa a un PP que confía en que las reformas puestas en marcha por el Ejecutivo central se traduzcan en una mejora económica que compense el desgaste que actualmente padece Rajoy y que se ha visto reflejado en las autonómicas andaluzas.

Eso sí, una posible ruptura del pacto de gobierno, que los populares no tienen en estos momentos sobre la mesa, llevaría de inmediato a unas elecciones, sostienen. “Nunca se va a producir el escenario de que se rompa el acuerdo, pero los socialistas sigan gobernando. Es imposible y en eso estamos unidos el PP y el PNV”, apuntan otras fuentes de la ejecutiva popular.

Esa posibilidad de romper el acuerdo y seguir gobernando en solitario defendía ayer en una entrevista en El Diario Vasco el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, que no solo molestó por sus planteamientos al PP, sino que obligó al Gobierno a salir —una vez más— a corregirle. Fuentes de Lehendakaritza destacaron en declaraciones a la agencia Efe que López ha recordado que la creación de la ponencia sobre paz y convivencia en el Parlamento logró un consenso “sin parangón” en la Cámara, por lo que lo “razonable” es que se la deje trabajar. En la entrevista Eguiguren asevera que no cree en nada en lo que “no esté Batasuna” y plantea reemplazar la ponencia por un “consejo político” en el que se sentasen López, Basagoiti, Urkullu y un representante designado por la izquierda abertzale.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Javier Rivas
Forma parte del equipo de Opinión, tras ser Redactor Jefe de la Unidad de Edición y responsable de Cierre. Ha desarrollado toda su carrera profesional en EL PAÍS, donde ha trabajado en las secciones de Nacional y Mesa de Cierre y en las delegaciones de Andalucía y País Vasco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_