¿IVAM o museo de la ciencia?

A través de una gran pantalla panorámica, el Instituto muestra avances tecnológicos para construir hábitats en entornos extremos

Una vista de la instalación en el IVAM, ayer, en la presentación de la exposición.
Una vista de la instalación en el IVAM, ayer, en la presentación de la exposición.TANIA CASTRO

Por medio de una gran pantalla panorámica circular que muestran en vídeo y fotografía 33 proyectos explicados y organizados por entornos, el arquitecto espacial valenciano Raúl Polit propone un recorrido a través de los avances tecnológicos que conducen a la creación de nuevos hábitats en el espacio exterior. En el centro de la pequeña sala del IVAM donde se exhibe, junto a otro vídeo sobre la idea de “hábitat tecnológico” y un panel de la empresa castellonense Ceracasa, emerge una estructura familiar, conocida como tensegrity, consistente en barras que parecen flotar en el aire, sujetas mediante cables a otras barras.

Muestra entre

Esto es esquemáticamente Construyendo hábitats tecnológicos, una exposición que nace en el IVAM comisariada por Polit, asesorado por David Nixon. El primero es el “único arquitecto español investigador en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA”, según explicó la directora del IVAM, Consuelo Ciscar, además de presidente del subcomité de construcción espacial de la American Institute of Aeronautics and Astronautics. El segundo fue arquitecto pionero en el proyecto de la Estación Espacial Internacional (ISS), cuando en los ochenta se realizaron estudios alternativos para su diseño interior.

Construyendo... podría verse como una videoinstalación, pero también como una iniciativa divulgativa de un museo de la ciencia. Ciscar lo define como “la puesta en marcha del IVAM Tecnológico, especializado en las nuevas tecnologías aplicadas a las distintas manifestaciones artísticas”.

Consuelo Ciscar

Los proyectos mostrados proceden de las tres agencias espaciales más importantes y de algunos de los principales estudios del planeta: desde el Reichstag a la ISS, pasando por la base submarina Aquarius y el Puerto Espacial América. En todos “hay respuestas importantes, en reducción de peso, sostenibilidad energética, adaptabilidad, al transporte, fabricación o construcción”, explica Polit, “que suponen avances para el desarrollo arquitectónico”. Muestra como ejemplo un proyecto de Gehry Technologies “en el que los sistemas virtuales permiten la construcción previa del edificio en el ordenador antes de llegar a la obra, algo que permite un desarrollo mucho más rápido, económico y eficiente de cualquier construcción arquitectónica, en el espacio o la tierra”. Un paso más allá, investigadores como él, trabajan en “cómo desde un punto de vista robótico y con una tecnología más avanzada se puede llevar el proceso al siguiente nivel, tras el diseño”. Ceracasa, colaboradora de la exposición, aporta materiales cerámicos como el Bionictile, que “funciona como un árbol, transformando emisiones contaminantes en sustancias inocuas”, y otros que “mejoran el ahorro energético o se adecuan a la temperatura ambiente”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción