Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud retrasa la aprobación del nuevo sistema de gestión de las listas de espera

La Generalitat esperará a los cambios que prepara el Gobierno central

El Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) ha aplazado la aprobación de los nuevos criterios de gestión de las listas de espera hasta la celebración del Consejo Interterritorial de Salud, reunión prevista para las próximas semanas y en la que el Ministerio de Sanidad planteará cambios en los tiempos de espera máxima garantizados en el Sistema Nacional de Salud.

Un portavoz del Departamento de Salud aclaró ayer que el CatSalut ha optado por “esperar a conocer la propuesta del ministerio y ver si hay que modificar algún aspecto de los nuevos criterios de la Generalitat, aunque no se esperan grandes cambios”.

El CatSalut tenía previsto aprobar los nuevos criterios el lunes 26 de marzo, pero la reunión fue suspendida y se retrasó hasta el pasado lunes, fecha en la que finalmente decidió esperar al Consejo Interterritorial. Este diario público por error el pasado día 27 que los nuevos criterios ya habían sido aprobados.

Los recortes en la sanidad pública llevados a cabo por la Generalitat han hecho crecer las listas de espera el 42% en 2011

Los recortes en la sanidad pública llevados a cabo por la Generalitat tras la llegada al Gobierno de Artur Mas (CiU) a finales de 2010 —casi 1.000 millones de euros, cerca del 10% del presupuesto— han hecho crecer las listas de espera el 42% en 2011. Las restricciones presupuestarias dejaron obsoleto desde el primer momento los plazos máximos de espera aprobados en 2008 por el tripartito, que garantizaban a los pacientes un retraso máximo de seis meses en 14 de las intervenciones quirúrgicas más comunes.

Los planes de la Generalitat pasan por eliminar o retrasar las esperas máximas en estas operaciones, aunque en tres de ellas no puede hacerlo porque están garantizados por la normativa estatal, de obligado cumplimiento por la Generalitat. Se trata de tres de las intervenciones con mayor impacto en la calidad de vida de enfermos y sus familias: cataratas y prótesis de rodilla y cadera. Para solventar este obstáculo del Gobierno central, Salud ha diseñado un nuevo sistema de gestión —consistente en una escala de puntos de 0 a 100 que debe cumplir el enfermo para ser incluido en las listas de espera— que, en la práctica, retrasa la entrada del paciente en los registros y, por tanto, hace más reducidas las listas de espera oficiales.

La relevancia del cambio queda reflejada en los datos del propio Departamento de Salud. Por ejemplo, los 23.742 enfermos incluidos en la lista de espera el pasado 30 de junio en lista de espera de cataratas pasarían a ser solo 9.575 con los nuevos criterios.

La introducción de un paciente en la lista de espera se hace ahora en el mismo momento en que el médico decide que es necesario someterle a una intervención quirúrgica.

Los cambios que prepara el CatSalut también introducen nuevos límites para intervenciones hasta ahora no reguladas, como la cirugía cardiaca valvular, la cirugía cardiaca coronaria, reparaciones de hernia discal y cateterismo cardiaco.

En las dos primeras, el nuevo plazo máximo será de dos meses, aunque se trata de intervenciones que requieren ser llevadas a cabo con urgencia y este plazo ya se venía cumpliendo en la sanidad pública catalana.