ayuntamiento

El Gobierno aprueba más impuestos para las arcas municipales

Hacienda permite a los ayuntamientos eliminar una bonificación del impuesto de plusvalía. La medida podría suponer hasta 60 millones extra para Madrid en 2012

A falta de una revisión a fondo del modelo de financiación local, una exigencia histórica de los municipios que hasta ahora ha caído en saco roto tanto con el anterior Gobierno socialista (2004-2011) como con el actual del Partido Popular, el Ministerio de Hacienda ha aprobado en los últimos meses una serie de parches para sostener la maltrecha situación económica de los Ayuntamientos, heridos, algunos de gravedad, por su alegre gestión en los años de bonanza y el tremendo mordisco asestado por la recesión a sus ingresos tributarios. La última muleta (hasta el momento; probablemente haya alguna más) proporcionada por la Administración central la ha aprobado esta mañana el Consejo de Ministros, y se concreta en una nueva subida de impuestos, en este caso de la plusvalía. Para Madrid, podría suponer un ingreso extraordinario de 60 millones de euros en 2012 y de 120 millones en 2013.

El Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que ése es su nombre oficial, es voluntario, es decir, depende de los Ayuntamientos cobrarlo o no, y no todos lo hacen. Madrid sí lo hace. No se abona de forma anual, sino puntualmente, puesto que grava el incremento potencial en el valor de un terreno (y, por ende, del inmueble sobre el que se asienta) entre el momento de la compra y el de la venta (que es cuando se paga). Ese alza no se mide de acuerdo con el precio de compra-venta, sino con el valor catastral. Así, en Madrid la cuota máxima se corresponde aproximadamente con el 3% del valor real del terreno, y eso siempre y cuando hayan transcurrido más de 20 años entre el momento de la compra y de la venta.

El Ministerio de Hacienda realizó el año pasado una actualización del valor catastral de los inmuebles de Madrid para acercarlo al precio real de compra-venta. Eso se traducirá en un encarecimiento continuado durante los próximos 10 años tanto del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) como del de plusvalía, pues ambos están basados en el valor catastral. En el caso del IBI, que es la principal fuente de ingresos del Ayuntamiento, eso supondrá incrementar la recaudación municipal en 72,3 millones de euros; en el caso de la plusvalía, habrían sido 39,4 millones más, pero esa cifra podría cambiar merced a la medida aprobada hoy por el Consejo de Ministros.

La Ley de Haciendas Locales obliga a reducir entre un 40% y un 60% (el porcentaje exacto es potestad municipal) el cálculo del valor catastral a la hora de pagar el impuesto de plusvalía durante los cinco primeros años después de aprobada una revisión catastral. Es decir, en el caso de Madrid, entre 2012 y 2016. Esa disposición, incluida en el artículo 107.3, es la que el Consejo de Ministros ha decidido convertir en voluntaria para los Ayuntamientos. Es decir, podrá ser eliminada; en el caso de Madrid, eso le reportaría unos ingresos adicionales de 60 millones de euros durante el segundo semestre de 2012, y de 120 millones en 2013.

Ésta es la última de una serie de medidas aprobadas por el Gobierno central para auxiliar a los Ayuntamientos. El pasado 31 de diciembre, el Ministerio de Hacienda anunció una subida extraordinaria del IBI al 50% de viviendas con mayor valor catastral de las ciudades (en el caso de Madrid, la nota de corte es de 90.000 euros, que en valor de mercado equivale a 240.000 euros). En la capital,esa alza del 4% en 2012 y 2013 reportará al Ayuntamiento este año 34,9 millones adicionales.

El Gobierno local presidido por Ana Botella (Partido Popular) ha aprobado además esta semana un plan de ajuste que contempla otras dos subidas fiscales para 2013: un 2% en el Impuesto de Actividades Económicas y en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Eso supondrá un ingreso extraordinario de 3,2 y 1,9 millones, respectivamente. También subirán un 2% todas las tasas excepto la de basuras y vados. Y se encarecerá el precio de los polideportivos y los talleres culturales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS