Tres heridos, uno de ellos muy grave, en un ataque neonazi en Manresa

Un adolescente de 16 años ha pasado el fin de semana en la UCI tras ser agredido antes de un concierto antifascista

Sala de fiestas de la discoteca Stroika de Manresa.
Sala de fiestas de la discoteca Stroika de Manresa.SALVADOR REDÓ / REGIÓ 7

El ataque a las personas que acudían en Manresa a un concierto dejó la noche del pasado viernes a tres jóvenes heridos, uno de ellos, un adolescente de 16 años, de extrema gravedad. El menor, Albert M. G., ha pasado el fin de semana ingresado en la UCI del hospital Mútua de Terrassa (Vallès Occidental), aunque ayer ya pudo pasar a una sala de cuidados medios y no se teme por su vida. Los Mossos d’Esquadra estudian como principal hipótesis que el ataque sea obra de un grupúsculo de extrema derecha, según fuentes policiales, informa Rebeca Carranco.

El ataque se produjo junto a la sala de fiestas, situada en un polígono industrial, poco antes de que empezara un concierto antifascista con lo grupos Kop y Non Servium. Los agresores, una quincena, llegaron a bordo de una furgoneta e iban equipados con barras de hierro, puños americanos y bengalas y se abalanzaron sobre tres personas que se habían quedado algo rezagadas del grueso de seguidores que se agolpaban frente a la puerta. Gritando frases propias de los grupos neonazis, con los rostros ocultos e iluminándose con las bengalas, agredieron a sus víctimas con extrema violencia.

Albert M. G. quedó tendido en el suelo con una herida abierta en el cráneo, además de magulladuras por todo el cuerpo y ha tenido que ser intervenido en el hospital de las heridas recibidas. Las otras dos víctimas del ataque, dos chicos, también precisaron atención hospitalaria, aunque ya han recibido el alta.

Los Mossos d’Esquadra tratan de localizar a los agresores, aunque los testigos han aportado poca información que facilite su detención. Esta es la exigencia de los grupos de apoyo a los jóvenes, que han proliferado todo el fin de semana en Internet, y que también han hecho pública partidos políticos como ERC e ICV.

SOS Racisme, por su parte, denuncia los hechos “como una muestra más de las consecuencias del discurso del odio, que va mucho más allá de las palabras y de las ideas y se materializa en violencia y desprecio hacia la vida humana”. En Manresa y su zona de influencia las agresiones o actos de grupos neonazis son escasos, aunque en 2009 se produjo un ataque racista.

La sala Stroika, donde se celebraba en concierto, ha condenado la agresión y la ha calificado de “ataque fascista, organizado y cobarde”, según un comunicado hecho público por la sala. También una plataforma antifascista que se ha creado en Manresa denuncia los hechos y considera que se trata de un intento de asesinato dada la gravedad de las lesiones que causaron los agresores.

Stroika es una sala de conciertos situada en el polígono industrial Els Dolors que programa conciertos de grupos de música catalana y alternativa. El viernes actuaban las bandas Non Servium y Kop. La primera es uno de los grupos de punk-oi —mezcla de música punk y skin— más conocidos en España. Son de Móstoles y presentan un potente directo. El viernes la banda presentó las composiciones de su último trabajo, El rodillo del kaos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50