ERC y el PP, a la greña por los consejeros de la CCMA

La portavoz de ERC vaticinó “el fin” del modelo de medios públicos catalanes

El pacto del Partido Popular (PP) y Convergència i Unió (CiU) para que los populares pudieran elegir a un consejero en el órgano de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) no ha sentado nada bien en Esquerra Republicana. Los independentistas no solo ven que pierden la posición privilegiada en los medios de la que han gozado en los últimos años —se quedan sin consejero, tras la reducción de cargos en la CCMA—, sino que además recelan de la posición de poder del PP, que tendrá un vicepresidente, Armand Querol. El partido y Querol, a juicio de ERC, defienden un modelo de televisión pública catalana radicalmente contrario al suyo.

La portavoz de ERC, Anna Simó, vaticinó ayer “el fin” del modelo de medios públicos catalanes y lamentó que el PP quiera “quitar hierro nacionalizador” a TV-3 y Catalunya Ràdio. “CiU pone al PP en medio de la gobernabilidad y sin sacar ningún rédito para el país, cuando tiene otras alternativas para enriquecerlo y no para empobrecerlo como hace ahora”, añadió Simó.

En el PP, radiantes por el nuevo rango que tendrán en la CCMA, no sentaron nada bien las palabras de Simó. Los populares se creen con derecho a formar parte del consejo porque tienen 18 diputados y ERC solo tiene 10, por lo que representan a más ciudadanos. El portavoz popular, Enric Millo, reclamó que en TV-3 “haya más pluralidad”, aunque evitó, contrariamente a lo que hizo Alicia Sánchez-Camacho, pedir programas en castellano para la televisión pública catalana. Asimismo rechazó rotundamente que TV-3 deba ser “una herramienta nacionalizadora”, como la calificó ERC. “La época de Lenin y Stalin pasó hace mucho tiempo. No estamos gobernados por Fidel Castro”, cargó duramente Millo.

Sin acuerdo

Pese a que CiU y el PP ya han pactado que Brauli Duart sea presidente y Armand Querol vicepresidente de la CCMA, todavía no hay un acuerdo con el PSC para la composición final del consejo de gobierno, integrado por seis miembros. Los socialistas amagaron con no presentar ningún candidato a consejero de la corporación, aunque finalmente, en el último minuto, propusieron dos. El portavoz del Gobierno, Francesc Homs, se comprometió a buscar, junto con CiU, “el máximo consenso” para llegar a un pacto con los socialistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS