Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Alcorcón deja a medio terminar el macrocentro cultural

Pérez justifica la paralización del CREAA por la situación económica heredada

Panorámica de Alcorcón, con el CREAA en primer término. Ampliar foto
Panorámica de Alcorcón, con el CREAA en primer término.

Las obras de lo que iba a convertirse en uno de los grandes edificios culturales de la región, el CREAA de Alcorcón, están paralizadas desde hace al menos tres meses. La falta de capital por parte de su promotor, el Ayuntamiento alcorconero, han motivado que este particular Guggenheim madrileño haya entrado en dique seco. El PP acusa a los anteriores gobernantes, el PSOE, de haber creado un inmenso monstruo faraónico para el que no había ni modelo de gestión. Mientras, los socialistas, ahora en la oposición, acusan al alcalde, David Pérez, de dejar que se deteriore el espacio para recuperarlo cuando quede poco tiempo para las elecciones municipales.

Las obras de este macrocentro artístico de 66.000 metros cuadrados se levantan en la avenida de los Castillos, en el barrio de San José de Valderas, junto a dos palacios que levantó el marqués de Valderas a finales del siglo XIX. El contraste entre los castillos, con sus torreones incluidos, es enorme si se mira la cúpula acristalada que ya se yergue en el futuro CREAA.

El proyecto ganador suponía construir un complejo formado por nueve edificios en los que se albergarían un teatro, un circo estable y escuelas de formación artística. Al principio, se destinaron 180 millones de euros, pero el proyecto ganador rebajó esa cantidad a cerca de 130 millones. Todo ese dinero debía de salir de las plusvalías generadas por la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón (Emgiasa), en especial con las ventas de viviendas sociales del Ensanche Sur.

Entrada, con vallas, al CREAA de Alcorcón. ampliar foto
Entrada, con vallas, al CREAA de Alcorcón.

Hasta ahí el plan, porque conforme ha ido avanzando el proyecto, las versiones de los afectados son diversas. Nada más acceder el PP al Gobierno local las pasadas elecciones de mayo, se cuestionó si Alcorcón debía destinar tanto capital municipal a esa obra. “Está mal concebido, mal planificado y no tiene ni un proyecto cultural para cuando se terminen las obras. El PSOE se dejó llevar por sus planes megalómanos y no se dio cuenta de que estaba haciendo una obra desproporcionada”, asegura el actual alcalde. Su antecesor, Enrique Cascallana, es senador del PSOE y el actual secretario de Comunicación de los socialistas madrileños.

Con una deuda solo con proveedores de 120 millones (712,2 euros por habitante), Pérez ya ha anunciado que Alcorcón no puede pagar hoy por hoy los 40 millones que faltan para rematar las obras. Existen, en su opinión, otras prioridades para el Ayuntamiento. Y lo ha dejado muy claro. Los presupuestos municipales para esto no recogen un solo euro para las obras del CREAA. Consecuencia: el edificio está paralizado, los grafiteros están aprovechando para hacer pintadas en los edificios y ya hay hasta cristales exteriores rotos.

Pérez asegura que su plan ahora va en doble dirección: ver cómo se pueden financiar las obras y cuáles son los fines a los que se dedica el macrocentro. Este apuesta por mantener parcialmente el objetivo cultural y artístico, pero también le añadirá el destinar parte de los espacios a ferias y congresos y a innovación.

La portavoz municipal del PSOE, Natalia de Andrés, discrepa de esa visión pesimista del regidor del PP. Recuerda que, si se hubiese dotado de capital, se habría terminado este mismo año. “Nos acusan de haber hecho un proyecto faraónico, pero quieren reconocer que la cultura y la formación artística es una fuente de creación de empleo”, critica De Andrés. Esta recuerda que el actual Gobierno popular ha llevado a la suspensión de pagos a Emgiasa, cuando realmente no era necesario. “Como no les interesa hacer política social, se cargan la empresa municipal y encima paralizan un proyecto que podría hacer que Alcorcón fuera referencia internacional en temas culturales”, añade.

De Andrés también critica “el abandono y el vandalismo” que está sufriendo ya el proyecto. “Va a dejar que se estropee todo el conjunto y, cuando estemos a seis meses de las próximas elecciones, lo pondrán en marcha para hacerse la foto como si el megacentro fuera idea suya”, explica la portavoz socialista, que recuerda que su grupo ha efectuado numerosas preguntas, interpelaciones o comparecencias. Hasta el momento, afirma que solo han recibido la callada por respuesta.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información