Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | OPERETA

Sabiduría de la sencillez

Un ensayo de 'Candide' en la versión de Paco Mir. Ampliar foto
Un ensayo de 'Candide' en la versión de Paco Mir.

“¿Como puede ser malo el universo si ha producido un hombre como Voltaire?”, decía Jorge Luis Borges, afirmando además que “Voltaire ha escrito la mejor prosa de la lengua francesa y quizá del mundo”. Los cuentos completos de Voltaire en una edición de Mauro Armiño se publicaron por Siruela en español en 2006. Son una joya. A ellos pertenece Cándido o el optimismo, relato al que Leonard Bernstein puso una deliciosa música de opereta. Pocos temas más de actualidad que la ingenuidad, la idea de vivir en el mejor de los mundos posibles, la justificación de las compensaciones o el testimonio de que al final siempre hay alguien que te roba.

CANDIDE

De Leonard Bernstein. Opereta en español basada en Cándido o el optimismo, de Voltaire. Versión y dirección teatral de Paco Mir. Director musical: Manuel Coves. Teatros del Canal, 11 de marzo.

El humor y la ironía de Voltaire son sacados a la luz en clave corrosiva por Paco Mir en un espectáculo desenfadado y con un punto de amargura debajo de su capa irónica. No hay lugar para el optimismo. El único consuelo en la moraleja final, cuando los personajes buscan desesperados la felicidad, es el trabajo, a lo que el narrador matiza “para el que lo tenga”. Si la conclusión no deja excesivo lugar a la esperanza, el tono de la narración es de tal frescura que supone una antología del oficio de contar, con similares dosis de humor, lucidez y entretenimiento. Paco Mir se permite muchas libertades en la adaptación del texto, pero la fidelidad al espíritu de Voltaire se mantiene con la inevitable —y deseable— carga de actualización.

El teatro está en primer plano en este combinado de opereta, comedia musical, revista, zarzuela al estilo de Los sobrinos del capitán Grant y evocación del género de variedades. El ritmo escénico es endiablado e imaginativo, y en él se integran cantantes, coro y orquesta. Jesús Castejón es un narrador imponente y lleva el peso de la función al lado de una inmensa María Rey-Joly y de un Antoni Comas que cada vez que aparece por Madrid es para dejarnos boquiabiertos, sea en Amadeus, en los trabajos de Carles Santos y ahora en este Candide tan irreverente a la par que sorprendente. En realidad, todo el reparto se integra con mayor o menor fortuna, pero siempre con suficiente acierto, en la esencia de la representación, desde Eva Diago a Juanma Cifuentes, pasando por Anna Mateo, Axier Sánchez, Xavier Ribera-Vall y César San Martín. Mención aparte merece la entusiasta prestación de la Joven Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid a las órdenes de Manuel Coves.

Paco Mir saca a la luz el humor y la ironía de Voltaire en clave corrosiva

Con todo ello resulta un espectáculo rebosante de ingenio, con una fantasía utilizada sin medios aparatosos, con una eficaz dirección de actores y con un sentido del humor y de la picardía que acaban por envolver cada situación. La operación, con la adaptación al español y la particular realización escénica, tenía su riesgo, pero Mir y sus colaboradores han salido airosos con su refrescante propuesta. Decía el director de escena que este es un espectáculo con el que han disfrutado tanto, que incluso podían prescindir hasta de cobrar. Que no lo diga muy alto que se puede quedar a dos velas, tal y como está el patio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información