Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos están a un paso de controlar el incendio de Santa Cristina

Los bomberos controlan ya el incendio forestal en Gerri de Sal, el único activo del Pirineo leridano

Granja arrasada por el fuego en Gerri de la Sal.
Granja arrasada por el fuego en Gerri de la Sal.

El incendio que desde ayer viernes arde en la provincia de Girona está prácticamente controlado, aunque las autoridades esperan para confirmarlo a conocer si finalmente no se produce el cambio de viento que anunciaban las previsiones. Los bomberos de la Generalitat tienen desde las 12:20 en fase de control el incendio forestal en Gerri de la Sal (Lleida), que ha quemado unas 400 hectáreas, el único que quedaba activo en el Pirineo leridano, porque los otros tres están ya controlados.

El director de los Servicios Territoriales de Interior de la Generalitat en Girona, Albert Ballesta, ha participado en la reunión que ha mantenido el Centro de Mando Avanzado en el parque de bomberos de Castell d'Aro y ha reconocido que la situación es la de una fase previa a la de control. Por ahora, la previsión de viento de componente norte, denominado tramontana en la zona, que complicó ayer las tareas de extinción del fuego, ha resultado errónea, con lo que las llamas han sido apagadas en su totalidad.

El viento de sur es el que ha soplado ligeramente, pero la posibilidad de que cambie nuevamente a norte es la que impide que, por el momento, se declare el incendio controlado, a la espera de una nueva reunión del Centro de Mando Avanzado prevista para las 17:00 horas. Entre tanto, unos 40 de los 120 vecinos de diferentes urbanizaciones de Tossa de Mar y Llagostera desalojados ayer ya han regresado a sus viviendas.

Los bomberos están a un paso de controlar el incendio de Santa Cristina
Lugar de los incendios 

Los que todavía permanecen evacuados son los ochenta residentes del núcleo de Fontbona que han pasado la noche en Llagostera, en cuyo pabellón se ha dispuesto comida a la espera de que puedan regresar a sus hogares a lo largo del día, y una familia de Tossa de Mar. Albert Ballesta se ha declarado en todo caso "muy optimista", después de sobrevolar la zona afectada y comprobar que no hay "ninguna columna ni punto de fuego encendido, aunque los árboles que componen la vegetación pueden mantener ardiendo raíces, por lo que se está remojando el terreno".

Ballesta ha detallado que, finalmente, serán algo menos de 525 hectáreas las que se han quemado y que los bomberos trabajan ahora en abrir camino en el flanco derecho de la carretera que va de Sant Grau a Tossa de Mar para actuar mejor. Una de las claves de que el incendio esté prácticamente controlado ha sido la intervención de medios aéreos, después de que las dotaciones terrestres hayan sido las únicas que han trabajado durante la noche. Tres helicópteros y cuatro aviones han actuado durante toda la mañana y, en estos momentos, se encuentran estacionados en Empuriabrava, ya que la normativa impide que vuelen por más tiempo, aunque reanudarían las labores de extinción a las 16:00 horas si fuese necesario.

Albert Ballesta espera que la reunión de las 17:00 horas sirva para levantar finalmente las  restricciones y que los evacuados regresen a sus domicilios. La carretera GiV-6821 de Llagostera a Sant Grau permanece cerrada a la circulación, al igual que la Gi-682, que transcurre entre Tossa

de Mar y Sant Feliu de Guíxols. Los bomberos trabajan actualmente con 38 dotaciones terrestres, además de quince vehículos de las Agrupaciones de Defensa Forestal y 47 voluntarios, a los que Albert Ballesta ha agradecido su "decisivo trabajo para rematar el fuego". Ballesta ha explicado que todavía es "muy pronto" para determinar las causas del incendio y que los agentes forestales son los que investigan en este momento.

El director de los Servicios Territoriales de Interior de Girona ha advertido además a la población de que se mantiene en situación de emergencia el Plan Infocat, "por lo que hay que extremar la prudencia en el bosque y en las actividades al aire libre, porque hay un riesgo muy importante". Respecto a los otros tres incendios que se habían declarado en el Pirineo leridano, el de Calbinyà, donde trabajan una veintena de dotaciones, está desde las 13:12 horas controlado, como los dos restantes, el de Montanissell y el de Viu de Llevata.