Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benidorm abandona una inversión del Plan E que costó 288.000 euros

El Ayuntamiento se desentiende del mantenimiento de 19 opinómetros

El alcalde impulsó el proyecto para incentivar la participación ciudadana

El Gobierno de Benidorm, del PSPV, reconoció ayer que ha abandonado a su suerte los 19 opinómetros (dispositivos fijos del sistema TIC de comunicación) que instaló por toda la ciudad con fondos del segundo Plan E del anterior ejecutivo que presidió Zapatero porque ya no puede hacer frente a su mantenimiento. La inversión, de 288.435 euros, promocionada por el alcalde, Agustín Navarro, como una forma de incentivar la participación ciudadana, ha sido víctima de los recortes presupuestarios.

La edil del PP, Ángela Llorca, aseguró que los opinómetros, ya desconectados y sin mantenimiento, “son el testimonio del fracaso del Gobierno socialista y de una política basada en el derroche y el despilfarro”.

El Grupo Municipal Popular ya denunció que la inversión hecha en 2010 suponía malgastar fondos en un proyecto totalmente prescindible que, además, “se adjudicó mediante una contratación hecha a medida de empresas que, casualmente, también trabajaron en la campaña electoral del PSPV”.

Esos mismos opinómetros también se instalaron en otras ciudades con gobiernos del PSPV como Gandía, que impulsaron luego plataformas supuestamente ciudadanas de apoyo a sus alcaldes. En el caso de Benidorm, costaron 223.880 euros. El servicio de adecuación, instalación y configuración, otros 31.930 y 32.625 euros más la contratación de cuatro personas que ya han finalizado su contrato.

La situación económica de Benidorm ambiénj obligó al Ayuntamiento a prescindir del servicio del control de acceso al centro histórico de la ciudad por las deudas que arrastraba con la empresa Sice, que lo ha gestionado hasta ahora, aunque no haya cobrado desde que se hizo cargo en junio de 2011 de prestar el servicio a través de otra adjudicación del Plan E II.