Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy: “España va a recuperar su credibilidad, es un país solvente”

El presidente del Gobierno cree compatible controlar el déficit con “el sentido común”

Mariano Rajoy aplaude a Javier Arenas, antes del comienzo del mitin en Andújar.
Mariano Rajoy aplaude a Javier Arenas, antes del comienzo del mitin en Andújar.

 

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, parece convencido de lo inútil que resulta machacar a los ciudadanos con el sempiterno discurso de la herencia recibida. “No sirve para nada, yo voy a mirar al futuro”, ha enfatizado hoy en un mitin en Andújar (Jaén), donde ha centrado su intervención en defender las medidas de ajuste del déficit público y la reforma laboral. A su juicio, “España va a recuperar pronto su credibilidad porque es un país serio y solvente”.

A cuatro días del inicio oficial de la campaña de las elecciones andaluzas Rajoy ha destinado todo el fin de semana a arropar al candidato popular, Javier Arenas, al que todas las encuestas apuntan como próximo presidente de la Junta de Andalucía. Y, al igual que hizo el sábado en Lucena (Córdoba), el presidente nacional del PP ha vuelto a defender el desafío lanzado contra las autoridades comunitarias al anunciar un déficit del 5,8%. En su opinión, “seguir controlando el déficit no es incompatible con defender el sentido común y nuestros intereses”. Y acto seguido ha predicado la austeridad en las cuentas públicas.

En un momento en el que el Gobierno empieza a notar el desgaste de las reformas emprendidas, como atestigua la encuesta de Metroscopia publicada hoy por este periódico, Mariano Rajoy ha puesto más énfasis si cabe en defender su gestión: “La obligación de un gobierno es gobernar, coger el toro por los cuernos, explicar el por qué de las decisiones. Nadie podrá decir que no gobernamos ni estamos explicando el por qué. Hay muchos españoles que lo entienden y por eso estoy convencido de que esta situación la vamos a superar en el futuro”, ha indicado. Para el presidente de los populares, el plan que presentó en su discurso de investidura no tiene otro objetivo que “sentar las bases para que España pueda volver a crecer económicamente”. Eso sí, ha admitido que ha habido decisiones “difíciles y duras”, como la subida de impuestos o las reformas del sistema financiero y laboral.

Sobre la reforma laboral y el anuncio de una posible huelga por parte de los sindicatos, Rajoy ha insistido en que es “justa y necesaria, y buena para España”. También ha resaltado la línea ICO puesta a disposición de los ayuntamientos para saldar las deudas con los proveedores. “No hemos actuado caprichosamente”, ha subrayado, antes de avanzar que su Gobierno seguirá haciendo reformas aún siendo consciente de que “tardarán tiempo para surtir efecto”.

Pero, Rajoy ha destinado buena parte de su intervención, ante algo más de un millar de personas que abarrotaban el pabellón deportivo de Andújar, a reivindicar el cambio político en Andalucía. “Una vez más reafirmo mi compromiso con una tierra a la que debo mucho y con la que seré agradecido”, ha dicho, antes de tocar a rebato a sus seguidores: “Toca cambiar, es necesario y urgente”, ha exclamado.

Javier Arenas

Jamás aceptaré que el 31% de paro, el 24% de fracaso escolar y los ERE se conviertan en tradición en Andalucía

Tampoco ha escatimado elogios hacia el candidato popular, Javier Arenas, del que ha dicho que está “en el momento mejor de su vida” para asumir el Gobierno de Andalucía, una tarea que, en contraste con su primer deseo de no referirse a hipotecas del pasado, ha dicho que será “ardua por la herencia que recibirá”.

Rajoy ha enumerado de carretilla, y sacando pecho, todas las comunidades autónomas donde gobierna el PP, lo que le ha servido para invitar a los andaluces a sumarse al cambio. “España necesita a Andalucía y que se una a esa ola de cambio en el país”. Y acto seguido se ha preguntado: “Qué puede ofrecer quien lleva toda la vida y nos ha traído hasta aquí”, en alusión al PSOE, que ha gobernado la comunidad en todo el periodo democrático. “Se precisa un revulsivo, ahora es el momento y la oportunidad”, ha jaleado Rajoy a un público entregado.

La anécdota del mitin se ha producido cuando un hombre ha interrumpido a Rajoy diciendo “Gibraltar español”, a lo que el presidente del Gobierno ha contestado: “En eso estamos”.

Como era de esperar, el mitin de Andújar no ha estado exento de continuas alusiones de los populares al fraude de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que está erosionando al Gobierno socialista andaluz. Y todo, como ha apuntado el presidente provincial del PP, José Enrique Fernández de Moya, por ser esta ciudad “el epicentro” del caso, al ser de aquí Juan Francisco Trujillo, el conductor del exdirector general de Trabajo, Javier Guerrero, que confesó haber gastado dinero público en copas y juergas.

Ni siquiera Rajoy ha perdido la ocasión de referirse al tema. “La primera obligación debe ser cuidar el dinero que es de todos, y decir la verdad”. Pero ha sido el presidente andaluz de los populares, Javier Arenas, el que mayor énfasis ha puesto en algo que ha calificado como “terrible” al “dilapidarse” más de 1.000 millones de dinero público. “Jamás se repetirá un asunto como el de los ERE, porque no se gastará ni un solo euro con la firma de los funcionarios de la Junta”, ha indicado. Y a continuación ha dicho que tiene “la obligación de recuperar todo lo que se haya robado”, mostrando su compromiso de destinarlo a un “fondo de emergencia social para las familias sin recursos”.

Aunque apelando a la prudencia y a la humildad, Arenas se ha mostrado convencido de gobernar en Andalucía tras el 25-M. “Se acaba el tiempo de los que estuvieron 30 años mandando”, ha exclamado, antes de recordar al PSOE que “el poder no se hereda, la tradición en democracia es que se vota”.

Javier Arenas arengó a los suyos para evitar la resignación. “Jamás aceptaré que el 31% de paro, el 24% de fracaso escolar y los ERE se conviertan en tradición en Andalucía”. El aspirante a presidir la Junta de Andalucía se ha comprometido nuevamente a reducir en un 50% los altos cargos de la Administración andaluza y ha recordado que, si llega a la presidencia, no estará más de ocho años en el cargo. También ha anunciado que propugnará un pacto para la defensa de la agricultura andaluza con una presencia activa en Bruselas y se ha referido al “reto” que supone la negociación de la Política Agraria Común (PAC), donde Andalucía se juega un cheque de más de 1.600 millones anuales en ayudas directas.

Arenas apeló al fervor del público de Andújar iniciando su discurso con un viva a la Virgen de la Cabeza, la imagen de la romería más antigua de España que cada año congrega a más de un millón de peregrinos. “Viva”, atronó el pabellón, y Arenas pronunció todo su discurso con la medalla de la Virgen que le había puesto una niña.