Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Obra Social de Novacaixagalicia cierra un centro educativo por "deficitario"

La Fundación busca la rentabilidad económica del “espléndido” edificio de Monforte

Fachada de la escuela infantil-guardería de la Obra Social de Novacaixagalicia en Moforte
Fachada de la escuela infantil-guardería de la Obra Social de Novacaixagalicia en Moforte

La Obra Social de Novacaixagalicia (NCG) antepone la “eficiencia” económica a la labor social. Es la única fórmula para “garantizar la viabilidad y sostenibilidad” de la Fundación, justifican sus portavoces. Con un presupuesto de 40 millones de euros este año —20 menos que en 2011— los proyectos sociales y culturales pasan ya a la trastienda. La Fundación ha decidido cerrar el próximo curso en Monforte la guardería que gestiona en exclusiva y el ciclo de Educación Infantil público (para alumnos de entre tres y cinco años) que, en el mismo edificio, depende de la Consellería de Educación. La labor educativa ha llenado de contenido desde hace más de tres décadas el “espléndido” edificio en el centro de la villa. La actividad “es deficitaria”, justifican la decisión de echar la llave al servicio social desde este departamento de NCG que insisten en la “necesidad” de alcanzar esa “eficiencia” de sus inmuebles.

La Fundación aún no sabe qué hará con el edificio de grandes dimensiones (dispone de dos patios exteriores, zona de juegos interior y grandes dependencias para aulas con enormes ventanales que lo inundan de luz) en el centro de Monforte. Pero sí reconoce su interés por rentabilizarlo. Por “hacerlo eficiente”. NCG puntualiza, en todo caso, que la opción del cierre se adopta tras contrastar que “ni quedan alumnos ni personal en la calle”.

Los padres de alumnos, que están dispuestos a dar la batalla para que se mantenga el servicio como hasta ahora, aseguran que los niños de entre cero y dos años que ocupan holgadamente 22 de las 40 plazas disponibles en esta guardería no tienen cabida en otro centro. “En Monforte hay una guardería municipal y otra privada, perohay lista de espera en ambas”, sostienen. La Obra Social han echado otras cuentas y advierte de que 19 de esos 22 pequeños cumplirán tres años en este curso y pasarán el próximo a Infantil y “la Consellería de Educación se compromete a matricularlos en otros centros”. “Hemos hablado con la Consellería de Benestar y nos ha asegurado que no tiene problema en buscarle también plaza a los otros tres en Monforte”. No entra en sus cálculos la demanda de los nuevos nacimientos. “La guardería es muy deficitaria”, reconocen los portavoces de la Fundación, tras insistir en la “necesidad” de “rentabilizar el edificio”, pero vuelven a la rentabilidad: “En términos de eficiencia nos vemos obligados a reducir costes en la parte que gestionamos”, de la guardería.

Los padres alertan de que no quedan más plazas de guardería en la villa

El pasado otoño, cuando los directivos de la entidad crediticia pusieron en tela de juicio la viabilidad de la Obra Social, la dirección del centro educativo de Monforte daba por hecho que no les afectaría.

La Fundación paga las nóminas de tres educadores, del cocinero, de la ayudante de cocina y de la limpieza. La supresión de este personal no le causará gran trastorno. Solo tres de estos trabajadores soon fijos y dos de ellos “entran en el plan de prejubilaciones mientras que el que queda lo reubicaremos en uno de nuestros centros”, precisan los portavoces..

Por otra parte, NCG Banco llegó a un acuerdo de venta de 25 de sus sucursales fuera de Galicia al Banco Espirito Santo (BES) mientras ultima el lanzamiento de su marca EVO, con la que la entidad portuguesa aumenta considerablemente su red comercial en el mercado español. NCG Banco, fruto de la fusión de las cajas gallegas que preside José María Castellano y participada en más de un 90% por el Estado, busca inversores para reforzar su capital y cumplir, antes de septiembre, con los requerimientos del Gobierno. El Banco de España le inyectó 2.465 millones del FROB.