Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FRAUDE DE LA COOPERACIÓN

El Consell se distancia de Rafael Blasco

La intervención del portavoz, que empañó la imagen de Fabra, genera malestar

“Confío en Blasco”, dice Fabra tras alejarlo del Gobierno

Alberto Fabra y Rafael Blasco en las Cortes.
Alberto Fabra y Rafael Blasco en las Cortes.

El Gobierno valenciano ha decidido empezar a poner distancia con el portavoz parlamentario del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, tras estallar la trama relacionada con los fondos de cooperación el pasado jueves. Las tensas relaciones que mantiene el portavoz del PP con el Ejecutivo se deterioraron este miércoles todavía más con la resaca de la intervención de Blasco, el pasado lunes ante los medios de comunicación. Blasco comparó la situación de los altos cargos imputados de la extinta Consejería Solidaridad, que él mismo dirigía, con una imputación que se le hizo en su día a Alberto Fabra como regidor del Ayuntamiento de Castellón. Blasco aprovechó también su comparecencia para colocar el foco sobre las dos directoras generales de Cooperación que precedieron al destituido Josep María Felip —imputado en el caso de los fondos de cooperación junto a otras 14 personas más—, una de ellas esposa del secretario general del PP, Antonio Clemente. Declaraciones que han generado un importante malestar en el seno del PP.

Blasco recordó el lunes que si Alberto Fabra, cuando era edil de Urbanismo en el Ayuntamiento de Castellón, hubiese dimitido al ser imputado por una supuesta irregularidad urbanística, hoy no sería presidente de la Generalitat.

El vicepresidente de la Generalitat y portavoz del Consell, José Ciscar, salió este miércoles al paso de manera contundente. “No son comparables”, dijo Ciscar, que justificó la decisión del jefe del Consell de destituir de manera fulminante a los dos altos cargos —Felip y el subsecretario de Sanidad Alexandre Català— imputados en el caso de los fondos de cooperación. “La imputación a la que hizo referencia Blasco sobre Alberto Fabra no tenía ningún fundamento y fue archivada rápidamente por el juzgado correspondiente”, prosiguió el vicepresidente, “se trató de una querella meramente política interpuesta por un partido en un claro ejemplo de instrumentalización de la justicia”. Otra cosa son los cargos que les imputa la juez a Felip y Català, según Ciscar, porque “genera alarma”. “El Gobierno de Alberto Fabra lo tiene muy claro y no quiere que en su Gobierno exista la más mínima sobra de duda o de sospecha”.

Apoyo a Camps

“Tolerancia cero con cualquier tipo de corrupción”, sentenció el portavoz, que recalcó que Fabra “quiere actuar con firmeza y contundencia para que nadie pueda pensar que existe la más mínima duda”.

En la misma línea se pronunció el propio presidente de la Generalitat, Alberto Fabra: “No puede haber mala gestión ni casos de corrupción dentro de la Administración, al menos en la mía le puedo asegurar que no, y especialmente en aquellos casos donde se habla de solidaridad y de dinero que tiene que ir destinado a las personas que lo están pasando mal, que desgraciadamente en estos momentos son muchas”.

Luego, respecto al portavoz parlamentario, el jefe del Consell evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que sea imputado finalmente sobre el caso de los fondos de cooperación.

“Yo confío en Rafa Blasco, confío en su inocencia, en la buena gestión y estoy convencido de que esa buena gestión y esa predisposición que siempre ha tenido va a hacer que no sea en ningún caso imputado”, dijo Fabra. Las declaraciones contrastan con la distancia que ha ido poniendo el presidente de la Generalitat con su portavoz parlamentario.

“No puede haber mala gestión ni casos de corrupción en mi Gobierno”

Fabra hizo llegar a Blasco, a finales del año pasado, que su presencia en las reuniones semanales del Consell no era bienvenida. Hasta el punto de que el portavoz parlamentario —que logró que Francisco Camps modificase la ley de Gobierno para permitirle acudir a los plenos sin ser consejero— desistió de acudir a unas reuniones en las que se le hacía el vacío.

Las tiranteces del Consell con Blasco no han cesado desde la llegada de Alberto Fabra. El portavoz del Grupo Popular ha buscado el protagonismo en las Cortes en distintas ocasiones sin contar con la dirección regional del PP y con el propio Consell. Y no ha dudado en apoyar de la manera más visible posible al expresidente de la Generalitat Francisco Camps durante todo el juicio de los trajes, en espera de un posible regreso a primera línea política. Blasco, uno de los principales asesores del presidente provincial del PP de Valencia, Alfonso Rus, también ha alentado en distintos cenáculos la posibilidad de presentar una candidatura alternativa a Alberto Fabra en el próximo congreso regional del PP, según fuentes del partido.

Una situación que, según las mismas fuentes, podría provocar una reestructuración de la dirección del Grupo Popular antes del verano.

Cabré ordena la revisión de todos los expedientes

El consejero de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, ha ordenado al secretario autonómico de Familia y Solidaridad, Enrique Navarro, que inicie un proceso "de revisión" de todos los expedientes relacionados con las fundaciones que están siendo investigadas por la Fiscalía Anticorrpción. Jorge Cabré ha destacado que el informe de conclusiones de esta revisión "será puesto a disposición de la Administración de Justicia y de todos los grupos políticos representados en las Cortes", según ha informado la Generalitat en un comunicado.

El consejero asegura que pretende "contribuir desde el principio de máxima transparencia" por tratarse de fondos destinados a la cooperación y al desarrollo, "un sector por el que sentimos un insondable respeto y al que consideramos ejemplar por su trayectoria en una sociedad tan solidaria como la valenciana". Jorge Cabré ha subrayado que "en ningún momento debe ponerse en duda la gran labor que realizan las ONGs". "Si las investigaciones judiciales y la revisión que vamos a realizar determinasen alguna irregularidad, estaríamos ante un caso aislado y concreto y no debe ni puede dañar la imagen de numerosas fundaciones y ONGs que desarrollan una labor excepcional".

El titular de Justicia y Bienestar Social se ha ratificado en sus declaraciones en las que ha pedido que la investigación judicial que se sigue en el juzgado de instrucción número 15 de Valencia "llegue hasta el final de este asunto para que se sepa si ha habido o no alguna irregularidad o delito porque el Gobierno de Alberto Fabra es el primer interesado en saber lo que ha sucedido".