Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco firmó las ayudas a organizaciones de la trama

“Soy responsable político, no administrativo”, afirma el exconsejero y portavoz del PP en Cortes

El actual portavoz popular en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, trató de desmarcarse el martes de la tramitación de las subvenciones que lograron las organizaciones vinculadas a la trama de corrupción que investigan la Fiscalía Anticorrupción y la titular del Juzgado de Instrucción número 21 de Valencia. “Soy responsable político, no administrativo”, dijo Blasco, que sólo se vinculó a la actuación del que fue su director general, Josep Maria Felip, y de su subsecretario, Alexandre Català, mientras aseguraba que no podía asumir irregularidades eventualmente cometidas por “funcionarios”. El hecho, sin embargo, es que Blasco, cuando era consejero de Solidaridad y Ciudadanía, firmó todas las resoluciones de subvenciones en las que recibieron ayudas las entidades ahora investigadas. Y no hay que ir a los expedientes a comprobarlo.

Así, firmó en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana la resolución de 22 de agosto de 2008 de “subvenciones específicas a grandes proyectos de cooperación internacional” por la que la Fundación Cultural y de Estudios Sociales recibió la mayor aportación, más de 1,6 millones de euros divididos en sendos proyectos en Nicaragua que destinó, en su mayor parte, a la compra de dos entresuelos en Valencia que hoy figuran como sede social de la fundación. Su presidente, Marcial López, fue detenido y está imputado.

La organización Esperanza sin Fronteras, a la que adjudicó la dirección del proyecto de un hospital en Haití, recibió además 322.232 euros y 247.614 por sendos proyectos agropecuarios en Perú en la convocatoria de 2010 y 274.205 en la de 2011. Su presidente, Fernando Darder, también fue detenido. Fudersa obtuvo hasta seis subvenciones de cerca de 350.000 euros en cinco de los casos, entre 2009 y 2011. Su presidente, Rafael Barrera, fue detenido y está imputado. Asa de África, cuya presidenta, Christine Bernardette, está imputada, logró tres subvenciones entre 2010 y 2011. Hasta la Fundación Hemisferio, auténtica matriz de la trama de corrupción, cuyo responsable, Augusto César Tauroni, es el único en prisión, consiguió una subvención de 235.518 euros en 2011 gracias a una resolución firmada por Blasco en el Diari Oficial.