_
_
_
_
Día de Andalucía

El presidente de la Junta alerta contra el “nuevo e indeseable centralismo”

Chaves rechazó recibir el título de hijo predilecto de Andalucía Griñán reivindica el Estado de las autonomías y del bienestar para superar la crisis

Fotogalería del acto de entrega de Medallas de Andalucía y títulos de Hijos Predilectos con motivo del 28-F.
Fotogalería del acto de entrega de Medallas de Andalucía y títulos de Hijos Predilectos con motivo del 28-F.JULIÁN ROJAS

Sobre el acto de entrega de medallas celebrado el martes en el Teatro de la Maestranza pendía una enorme interrogante, ya que dentro de menos de cuatro semanas se celebrarán las elecciones más reñidas de la historia de Andalucía. Todas las encuestas pronostican el fin de la hegemonía del PSOE y la principal duda, como ocurrió en las elecciones generales del 20 de noviembre, es saber la magnitud de la victoria del PP, si el número de escaños le permitirá a Javier Arenas ser por fin presidente de la Junta, o si la política de alianzas sumará cuatro años más a los 30 que lleva el PSOE en el poder.

En todos los corrillos en la recepción posterior celebrada en el palacio de San Telmo, los invitados hacían cábalas de las elecciones, además de preguntarse qué uso iba a dar Arenas al rehabilitado e imponente edificio barroco si cumple su palabra de no tener allí su despacho oficial.

En ninguna de las especulaciones figuraba el triunfo del PSOE. Tras semanas de discusiones y batallas internas, con multitud de heridos a causa del congreso federal y de la elaboración de las listas electorales, los socialistas han llegado a la conclusión de que el partido no está ganado, pero sobre todo creen que no está perdido. Y a esa posibilidad se aferran, aunque algunos se les nota que más como un acto de fe que de convencimiento racional. Muchos militantes del PSOE utilizaron ayer como etiqueta en las redes sociales la letra que figura en el estribillo del himno andaluz “Andaluces levantaos” para reivindicar las políticas educativas y sanitarias andaluzas.

Más información
Hijos Predilectos y Medallas de Andalucía 2012
Herederos de la libertad
Discurso del presidente de la Junta de Andalucía

Arenas cumplió con el hábito de no asistir a la entrega de medallas, aunque sí fue al acto del Parlamento. El líder del PP ya ha anunciado que si es presidente este acto se celebrará cada año en una provincia y comenzará por la de Cádiz. También ha dicho que las distinciones se concederán tras consensuarlas con todos los partidos.

Unas palabras del primer presidente electo de Andalucía, Rafael Escuredo, le sirvieron al actual jefe del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán, para reivindicar el papel de la política ante los mercados. En su tercer y quién sabe si último discurso institucional con motivo del Día de Andalucía, Griñán tomó prestadas esta reflexión de Escuredo: “Debemos seguir laborando por un Estado autonómico que sea fiel a los principios de igualdad, justicia social y solidaridad entre todas las comunidades autónomas, ya que ello supondrá el progreso de España, y todo lo que sea bueno para ella, lo será también para Andalucía. Y que debemos hacerlo en el marco de un mundo donde la economía esté al servicio del hombre, y no de los mercados. Donde la política vuelva a ser lo que siempre fue: el ágora donde mujeres y hombres libres elegidos democráticamente, que no tecnócratas suplantadores de la voluntad popular, alcen su voz en beneficio de la ciudadanía en su conjunto”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Griñán aprovechó para hacer una clara defensa del Estado de las autonomías y del bienestar. “No es un camino agotado sino una senda en la que perseverar”, resaltó antes de recordar que la Andalucía preautonómica sufría un 16% de analfabetismo y tenía a un 25% de su población dependiendo del campo.

También lanzó contundentes mensajes contra las imposiciones de los mercados. “El Estado autonómico necesita adaptarse a los tiempos y buscar fórmulas eficaces para resolver los problemas de los ciudadanos sin duplicidades, pero también sin crear un nuevo e indeseable centralismo”.

Griñán citó además de a Rafael Escuredo a todos sus antecesores en el cargo, aunque en el discurso escrito no figuraba esta mención. Griñán propuso a Manuel Chaves, presidente de la Junta durante 19 años, la distinción de hijo predilecto, pero este declinó el título porque consideraba que no era oportuno y que se iba a prestar a críticas por parte del PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_