_
_
_
_

Detienen al ladrón de un móvil por la foto que le sacó el aparato

El móvil tiene un dispositivo que activa la cámara cuando la usa alguien que no es el propietario El dueño llevó la foto a la policía y localizó al ladrón, a quien ya tenían fichado

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Los Mossos d’Esquadra han detenido al ladrón de un teléfono móvil gracias a una aplicación instalada en él que envió su foto por correo electrónico al propietario del aparato, un Iphone de última generación.

El detenido, un ciudadano argelino de 35 años, sustrajo el móvil el miércoles por la mañana del interior de un coche que estaba estacionado en la avenida de Lleida de Alcarràs. Al poco rato, el propietario recibió en su ordenador un correo electrónico con la fotografía del ladrón y acudió a la comisaría de los Mossos d’Esquadra para presentar la denuncia correspondiente.

Con esta prueba irrefutable en sus manos, los agentes de la policía catalana lo tuvieron fácil para localizar al ladrón, al que ya tenían fichado al tener antecedentes por otros robos.

El móvil sustraído tenía instalado un dispositivo especial de seguridad que activa automáticamente la cámara de fotos cuando alguien intenta hacer uso del mismo sin ser su propietario.

Esta aplicación, cada vez más utilizada en los teléfonos de última generación, tiene una función singular que dispara la cámara frontal y retrata a la persona que trata de introducir el código de desbloqueo de manera incorrecta. La foto es enviada al instante a la dirección de correo electrónico configurada previamente. También existe la posibilidad de localizar en el mapa de Google el móvil sustraído.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_