Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esteve rechaza la dimisión de su ‘mano derecha’ en la Diputación

El coordinador general inscribió su empresa en el registro de intereses

Prietas las filas en la Diputación de Barcelona. El presidente de la institución provincial, el convergente Salvador Esteve, rechazó ayer la dimisión que le presentó su coordinador general, Josep Maria Matas, tras conocer la información publicada por EL PAÍS sobre el cobro de casi un millón de euros por parte de la empresa de este cuando era secretario general de la Asociación Catalana de Municipios (ACM).

Esteve fue alcalde de Martorell (Baix Llobregat) por CiU entre 1987 y 2003. En 2007 volvió al cargo y ese año fue nombrado también presidente de la ACM. Matas era secretario general de la asociacion municipalista desde 2000 y Esteve lo confirmó en el cargo a su llegada. Con el triunfo de CiU en las pasadas elecciones municipales, Esteve revalidó la alcaldía de Martorell, pero abandonó la presidencia de la ACM para presidir la Diputación de Barcelona. Fue entonces cuando fichó a Matas como coordinador general con un sueldo bruto anual de 108.000 euros. Matas es presidente de CDC de la comarca de Osona desde hace más de 11 años.

La Diputación informó ayer de que Matas había presentado su renuncia al cargo y, después de escuchar sus explicaciones, Esteve no se la había aceptado. Según el organismo provincial, Matas razonó que dimitía porque no quería que las informaciones publicadas afectasen a la institución. Según la Diputación de Barcelona, Matas explicó a Esteve que la empresa Parés i Solé, de la que es propietario desde el año 2005, figura en el registro de intereses de este organismo provincial y que “en ningún caso” cometió irregularidades.

La nota informativa de la Diputación es muy escueta y en ella no se hace ninguna defensa de la honorabilidad de la actuación de Matas, quien, según algunas fuentes, acabará dimitiendo de manera irrevocable si aparecen más detalles sobre su actuación.

Francesc homs: “No tengo conocimiento de los hechos que explica EL PAÍS"

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, también se refirió al caso tras el consejo de gobierno celebrado ayer, y lo hizo para tomar distancia. “No tengo conocimiento de los hechos que explica EL PAÍS. No le sé decir nada. Parto de la base de que, mientras no se demuestre lo contrario, todas las cosas son legales y correctas. No tengo conocimiento de nada más”, afirmó.

Matas se despidió del cargo de secretario general de la ACM el pasado 28 de octubre, después de 11 años. Cuatro semanas antes, intervino en la 14ª asamblea de la asociación, en un acto que tuvo lugar en Caixafòrum y en el que participaron el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, entre otros. Aquel día Matas realizó una intervención de tintes triunfalistas y mostró su power point repleto de datos y estadísticas, pero escondía la parte más oscura de su gestión y el casi millón de euros que se embolsó su empresa.

La ACM también salió al paso del asunto recordando que tiene centenares de proveedores y que las relaciones que la entidad municipalista haya tenido con Parés i Solé “se adecúan a la legalidad” y que se trata del desarrollo “normal” de una “actividad profesional”.