Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noah sigue junto a su padre

La madre del pequeño no acudió a por su hijo ante la alegría de los vecinos de Castell

Mohammed Nouar, padre del pequeño Noah, muestra la sentencia por la que pierde la custodia de su hijo.
Mohammed Nouar, padre del pequeño Noah, muestra la sentencia por la que pierde la custodia de su hijo.

Noah Nouar, el pequeño de cuatro años que ha movilizado a los vecinos de Castell de Castells, permanece al lado de su padre en esta población de La Marina Alta, a la espera del desenlace de la batalla judicial entablada entre el progenitor y la madre del niño por su custodia.

A pesar de que este lunes debía hacerse efectiva la sentencia del juzgado de Dénia que ha otorgado la custodia del menor a su progenitora, en ningún momento la madre de Noah se acercó al municipio alicantino para llevarse a su hijo con ella hasta su domicilio en el Reino Unido.

Nadie, en Castell de Castells, se explica las razones de este comportamiento, que causó el mismo desconcierto que alegría entre los vecinos de este tranquilo y montañoso rincón, antigua vía de comunicación entre Dénia y Alcoi.

El padre del pequeño, Mohammed Nouar, quien ha cuidado de él durante los dos últimos años, asegura que no tiene ninguna intención de entregar a su hijo voluntariamente. “Si se lo quieren llevar tendrá que ser a la fuerza”, repite una y otra vez. “Tengo miedo por él, porque no confío en su madre. No sé dónde vivirá, ni con quién. Si se va, estoy seguro de que no volveré a verle” sentencia impotente. Y concluye: “Quiero confiar en la justicia, pero voy a resistirme a dárselo a su madre todo lo que pueda”.

“Si se lo lleva, tendrá que ser a la fuerza”, dice el progenitor

Nouar y su abogada de oficio, María José Beltrán, tienen puestas sus esperanzas en el mismo juez de Dénia que resolvió el caso y que en cualquier momento podría dictar una suspensión temporal de la sentencia, lo que permitiría a Noah seguir viviendo con su padre y acudir al colegio de Castell de Castells donde está escolarizado.

“Lo contrario, salir bruscamente de un entorno en el que el pequeño está integrado y feliz, para pasar a vivir con una madre a la que apenas conoce y a la que ha visto sólo dos veces en los dos últimos años, sería terriblemente perjudicial para el menor”, sostiene su defensa.

El juez ha dado la custodia a la madre, que vive en Reino Unido

Además de recurrir el fallo ante la Audiencia de Alicante, Beltrán ha solicitado la aprobación de una medida cautelar que modifique la atribución de la custodia a favor del padre mientras el alto tribunal revisa el caso. Una medida sobre la que el juez instructor de Dénia todavía no se ha pronunciado.

Más de 200 vecinos, de los cerca de medio millar que viven en Castell de Castells, apoyan al padre de Noah en su lucha por recuperar la custodia de su hijo y han firmado un documento para mostrar su disconformidad con la decisión judicial. Entre ellos, la alcaldesa que gobierna este municipio desde hace más de 17 años, María Rosa Pérez, la educadora y la asistente social del Ayuntamiento y la profesora y tutora del menor.